NUM. 721/ MÉXICO D.F. 
Para la contratación de los seguros, el Gobierno Federal aportó este año recursos que permitieron asegurar 20 mil 595 hectáreas y 64 mil 919 unidades animal, en beneficio directo de productores de bajos ingresos que no cuentan con un esquema de seguro privado o comercial: subsecretario de Desarrollo Rural de la SAGARPA, Juan Manuel Verdugo Rosas.
 
• En la parte agrícola se protegen nueve cultivos: cártamo, garbanzo, higo, maíz, mango, naranja, sorgo y trigo; en la pecuaria se aseguran especies de bovinos, caprinos y ovinos de productores pequeños y medianos, así como comerciales.
 
Con el fin de mantener la capacidad productiva de Baja California Sur, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) activó esta semana los esquemas de aseguramiento para atender afectaciones por fenómenos meteorológicos en el sector agropecuario del estado, donde se cuenta con una cobertura hasta por 90.4 millones de pesos, además de apoyos directos que deban aplicarse.
 
El subsecretario de Desarrollo Rural de la SAGARPA, Juan Manuel Verdugo Rosas, afirmó que para la contratación de los seguros en Baja California Sur el Gobierno Federal invirtió este año siete millones de pesos, a los que se sumaron recursos del gobierno estatal y de los productores.
 
Refirió que estos recursos permitieron asegurar 20 mil 595 hectáreas en cuatro municipios, y 64 mil 919 unidades animal en los cinco municipios que comprende el estado, en beneficio directo de productores de bajos ingresos que no cuentan con un esquema de seguro privado o comercial.
 
Destacó que en la parte agrícola se protegen nueve cultivos: cártamo, garbanzo, higo, maíz, mango, naranja, sorgo y trigo, mientras que en la parte pecuaria se aseguran especies de bovinos, caprinos y ovinos de productores pequeños y medianos, así como comerciales.
 

Verdugo Rosas explicó que se tiene la instrucción del titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, de que con base en los esquemas de aseguramiento y apoyos directos de la dependencia se garantice que todo productor de bajos ingresos (agrícola, pecuario, pesquero y acuícola) tenga el respaldo necesario que le permita retomar su actividad productiva.

 
Subrayó que el seguro catastrófico que opera la Secretaría forma parte de los mecanismos de previsión ante riesgos climatológicos para evitar impactos mayores en el sector primario, experiencia que México ha compartido con otras naciones y que ha sido reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
 
Activación del esquema de aseguramiento
 
El subsecretario Juan Manuel Verdugo Rosas señaló que, una vez que haya condiciones en campo, se procederá a evaluar daños y realizar el censo de productores afectados.
 
Explicó que para atender las afectaciones en el sector agrícola, el Gobierno de Baja California Sur, a través de la Secretaría de Promoción y Desarrollo Económico, debe dar aviso de siniestro a la aseguradora para que —en cuanto se pueda tener acceso a las parcelas— se dé inicio, lo más rápido posible, con las inspecciones en campo, determinar las afectaciones y efectuar el pago de indemnizaciones.
 
En cuanto al sector pecuario, los productores deben dar aviso al Fondo de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG) para que se analicen las lecturas de las imágenes satelitales y se pueda determinar la disponibilidad de pasto en los agostaderos, así como las indemnizaciones.
 
Precisó que como complemento en la atención a sectores o regiones no aseguradas, se operan apoyos directos.
 
En este sentido, citó que el Gobierno estatal, a través de la Secretaría de Promoción y Desarrollo Económico, gestiona ante el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) el soporte técnico para emitir el Dictamen Técnico de Corroboración de Ocurrencia del Desastre Natural y solicitar la Declaratoria de Desastre Natural a la SAGARPA.

 

Cabe destacar que para la contratación de los seguros en todo el país, el Gobierno de la República aportó este año dos mil 681.7 mdp, los gobiernos estatales  499.8 mdp y los productores 80.7 mdp.
 
Con estos recursos, se alcanzó un aseguramiento de 10.2 millones de hectáreas y 10.9 millones de unidades animal en 31 estados del país, en beneficio directo de productores de bajos ingresos que no cuentan con un esquema de seguro privado o comercial.
 
La Declaratoria, adicionalmente al proceso de gestión de los apoyos del Componente, es útil para productores con acceso al crédito, para tramitar con instituciones financieras: tasas preferenciales, condonación de saldos y ampliación de plazos, entre otros, comentó.
 

El Gobierno del Estado tiene la posibilidad de solicitar a la SAGARPA un anticipo del 30 por ciento de recursos federales, previo a la conclusión de la evaluación de daños en campo, una vez que se tenga el soporte técnico del INIFAP, con el fin de atender de manera inmediata a los productores afectados en donde no operan los anteriores esquemas de aseguramiento.