NUM.684 / México, D.F.

  • Publicó el Proyecto de Modificación a la NOM-060-SAG/PESC-2014, con el que se busca fortalecer la pesca responsable en cuerpos de agua continentales y mejorar el aprovechamiento de los recursos. 

  • En aguas interiores se desarrollan la pesquería de bagre, carpa, charal, langostino, lobina, mojarra y trucha, entre otras; en embalses tienen lugar actividades de pesca deportivo-recreativa y acuacultura, que contribuyen al sustento económico y nutricional de comunidades locales. 

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) publicó el Proyecto de Modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-060-SAG/PESC-2014, con el que se busca fortalecer la pesca responsable en cuerpos de aguas continentales de jurisdicción federal y mejorar el aprovechamiento de los recursos pesqueros.

El Gobierno Federal, a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), efectuó una revisión de la Norma y propuso el ajuste de diversas medidas específicas para algunos cuerpos de agua continentales en los que se desarrollan actividades pesqueras.

La actividad pesquera desarrollada en las aguas continentales incluye la de bagre, carpa, charal, langostino, lobina, mojarra y trucha, entre otras.

Adicionalmente, en numerosos embalses se desarrollan actividades de pesca deportivo-recreativa, acuacultura y de consumo doméstico, que contribuyen al sustento económico y nutricional de comunidades locales.

El Estado Mexicano reconoce que la pesca y la acuacultura son actividades que fortalecen la soberanía alimentaria y territorial de la nación, por lo que se consideran asuntos de seguridad nacional, así como una prioridad para la planeación nacional del desarrollo y la gestión integral de los recursos pesqueros y acuícolas.

Nuestros cuerpos de agua continentales se componen por ríos, arroyos, lagos, lagunas, pantanos, turberas, oasis, cenotes, manantiales, tulares, rías, charcas, bordos y presas, entre otras, que ocupan una extensión de cinco millones 115 mil 393 hectáreas. Comprende también 731 cuencas hidrológicas.

En México existen cerca de 50 ríos principales que transcurren en tres vertientes: occidental o del océano Pacífico, oriental o del océano Atlántico (Golfo de México y Mar Caribe) e interior, en la que los ríos no tienen salida al mar y desembocan en lagunas interiores.

Se registran además cerca de 70 lagos, cuyas extensiones varían entre mil y diez mil hectáreas, que en conjunto ocupan un área de 370 mil 891 hectáreas.

Nuestro país cuenta con más de cuatro mil 462 presas y bordos, de las que 667 están clasificadas como grandes presas, ya que tienen una altura mayor a 100 metros y/o una capacidad de almacenamiento superior a los 15 millones de metros cúbicos; la capacidad conjunta de almacenamiento de las presas nacionales es de 150 mil millones de m3 de agua.

Las propuestas de regulación fueron analizadas por el Subcomité de Pesca Responsable del Grupo de Trabajo Técnico, conformado por acuerdo del Comité Consultivo Nacional de Normalización Agroalimentaria para coadyuvar en la formulación de los proyectos de modificación de normas oficiales mexicanas referentes a las regulaciones del aprovechamiento de los recursos pesqueros en cuerpos de aguas continentales del país.

El Subcomité estuvo integrado por personal técnico de dependencias federales e instituciones públicas de investigación y privadas de productores del sector pesquero, entre otros.

El Proyecto de Modificación de la Norma se publicó en el Diario Oficial de la Federación para consulta pública por un periodo de 60 días naturales, en los que se podrán recibir en la CONAPESCA comentarios o propuestas de adecuación del documento.