B067/México, D.F.
  • ​La nueva variedad Fiesta es una opción para productores de vid, gracias a su precocidad en cosecha y su alto potencial de rendimiento (más de cinco toneladas de pasa por hectárea), precisaron investigadores de ese Instituto perteneciente a la SAGARPA.
  • El alto contenido de azúcar, permite que esa variedad sea cosechada durante una época más temprana, previa a las lluvias, muy frecuentes en el Valle de Mexicali.
  • México es el séptimo país exportador de uva, con un volumen de 136 mil toneladas a Estados Unidos y Canadá y un valor comercial de 139 millones de dólares.
El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) puso a disposición de los productores de vid la variedad Fiesta, que posee un alto potencial productivo para cultivar uva (pasa) en viñedos del Valle de Mexicali, Baja California.

Este nuevo logro, que se enmarca en el proceso de modernizar y hacer más productivo al campo impulsado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), cuyo titular es Enrique Martínez y Martínez; entre otros beneficios, permitirá a los productores de esa península cultivar uva pasa a lo largo de todo el año, disminuir sus costos, así como incrementar los rendimientos y ganancias en sus productos.

Investigadores del INIFAP, señalan que la nueva variedad es una opción para los productores de vid, gracias a su precocidad en cosecha y su alto potencial de rendimiento (más de cinco toneladas de pasa por hectárea).

Los especialistas aseguran que el muestreo del contenido de azúcar indica valores altos en la variedad Fiesta, lo que permite que sea cosechada durante una época más temprana y, de esta manera, evadir los riesgos de las lluvias de fines de julio y principios de agosto, que son muy frecuentes en el Valle de Mexicali.

Precisan que esta uva es una fruta de tamaño pequeño, blanca, de piel suave, buen sabor, sin semilla y con más pulpa que otras variedades; además, tiene racimos de tamaño mediano a grande y madura de 12 a 14 días.

Con el propósito de lograr el mayor beneficio con la variedad Fiesta, los especialistas del INIFAP recomiendan técnicas específicas, tales como emplear el método de injertación por aproximación sobre el portainjerto freedom, el cual reporta mediano vigor, es resistente a la salinidad y losnematodos (gusanos) y tiene menos necesidades hídricas.

De esa manera –añaden los investigadores- se facilita la realización del fruto y se obtiene un rendimiento de hasta 95 por ciento, toda vez que para su cultivo no se requiere de personal adicional ni equipo especial y las condiciones climáticas imperantes dejan de ser determinantes, lo que implica la posibilidad de llevarse a cabo en cualquier época del año.

Asimismo, en el INIFAP se recomienda realizar distintos procedimientos a una cata selecta de la producción de esta uva, para deshidratarlas y convertirlas en uvas pasa.

Al respecto, ha desarrollado técnicas como la fecha de injerto en la caña y el tipo de caña para colocar los racimos de uva, la formación en que se situará la planta, la poda de las cañas, el sistema de conducción de doble cruceta, el riego, la fertilización y la prevención y control de enfermedades.

Además, el instituto ofrece información sobre el muestreo del contenido de azúcar de la uva, la preparación de la cama donde se colocará ya fresca, el papel que se utilizará para el tendido y deshidratación de la uva, el volteado para el deshidratado completo de los racimos, el levante de la vid para determinar su flexibilidad como pasa y la recolección para ser enviada a las plantas beneficiadoras que las empacarán.

El cultivo de uva en el Valle de Mexicali cubre una superficie de 210 hectáreas, de las cuales 130 se dedican a la producción de uvas pasa.

Datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) registran que a nivel nacional Sonora es el primer estado productor de uva, en 2011 tuvo una producción de más de 210 mil toneladas (89.3 por ciento), seguido de Baja California con 23 mil 472 toneladas (4.8%).

Además, México es el séptimo país exportador de uva, con un volumen de 136 mil toneladas a Estados Unidos y Canadá y un valor comercial de 139 millones de dólares.

Cabe señalar que las uvas pasas son una gran fuente de energía, ya que contienen altas dosis de hidratos de carbono. Su alto contenido enpotasio, necesario para mantener un perfecto funcionamiento del organismo. También las pasas son una buena ayuda para mejorar la circulación sanguínea y evitar la formación de coágulos que nos pueden causar algún daño sistémico.