B0019/México, D.F
  • ​Elaboró una guía para que los productores de nogal cuenten con información básica y sencilla en la práctica adecuada de fertilización del nogal.
El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) elaboró una guía para que los productores de nogal cuenten con información básica y sencilla en la práctica adecuada de fertilización del nogal, con la finalidad de fortalecer la planta e incrementar la producción de nuez pecanera.

El investigador Luis Armando Maldonado Navarro, del Campo Experimental Costa de Hermosillo en Sonora, afirmó que una adecuada fertilización en el nogal incrementará significativamente su producción, por ello deben establecerse a la planta los nutrientes en cantidades necesarios y en balance proporcional con otros elementos, toda vez que cada tipo de nutriente ejerce una función diferente.

Detalló que el nogal pecanero requiere principalmente de fertilizantes básicos o macroelementos como nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), debido a que las plantas los necesitan en cantidades relativamente grandes y con una ubicación precisa para que sea determinante en la mejora de la condición del frutal.

Además de microelementos, principalmente zinc (Zn), los cuales son fundamentales para la obtención de niveles de rendimiento y calidad de cosecha, esto a través de uno de los métodos más eficientes que es el de follaje o foliar, agregó.

Recomendó que la aplicación del zinc se lleve a cabo con bomba aspersora de gota chica (tipo brisa) y realizarse a horas tempranas o tardías del día para evitar daños por quemadura por el sol, mediante una aspersión ligera sin provocar escurrimientos en la hoja para evitar daños foliares.

El investigador del INIFAP señaló que para seleccionar el tipo de fertilizante se deben considerar factores como costo, características del suelo, maquinaria disponible para su aplicación y sistema de riego existente.

Precisó que  la época de aplicación para el aprovechamiento óptimo del fertilizante es suministrar en el momento en el que el nogal lo necesita, la dosis de fertilizante que se debe aplicar depende básicamente de la disponibilidad del nutriente existente en el suelo y edad o desarrollo de los árboles.

Para huertas en producción, dijo, se sugiere aplicar de 80 a 100 kilogramos de nitrógeno por hectárea, lo que representa cada tonelada de nuez que se espera cosechar.

Advirtió que se debe tomar en cuenta que en las aplicaciones de nitrógeno en riego por gravedad se tienen pérdidas entre el 30 y 45 por ciento del fertilizante.

Luis Armando Maldonado Navarro recomendó mantener limpio de hierba el lugar, y aplicar el fertilizante cerca del tronco para evitar toxicidad -daño por sal que deteriora las raíces. “Es mejor abonar en pequeñas dosis en múltiples ocasiones, acompañado de un análisis nutricional de suelo y planta, de preferencia antes de observar deficiencias”, acotó el investigador.

De acuerdo con datos preliminares del Servicio de información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), hasta noviembre de 2013  la producción de nuez alcanzó las 59 mil 893 toneladas, en una superficie sembrada de 104 mil 355 hectáreas.