La ubicación como el cuarto lugar en producción de alimentos balanceados, y el contar con la tecnología e infraestructura adecuada en el sector, colocan a México en la ruta para, en un corto plazo, convertirse en un jugador importante en la porcicultura a nivel mundial, destacó el coordinador general de Ganadería de la SAGARPA, Francisco Gurría Treviño.


En el segundo día de actividades del XII Encuentro Nacional de Porcicultura 2013, en el panel “Construyendo una política pública para el sector porcícola”, Gurría Treviño aseguró que con este enfoque el Gobierno de la República tiene la tarea de rediseñar los instrumentos y la reorientación de recursos para impulsar el desarrollo de esta rama productiva.   


Ante productores, agroindustriales y proveedores de servicios de todo el país, el funcionario federal subrayó que en los últimos años el presupuesto para este sector creció tres veces, sin embargo esto no se refleja en una mejor plataforma de producción y competitividad, ni en una real integración de todos los actores de la cadena pecuaria.


Es por ello que ahora hay, dijo, un trabajo estrecho y conjunto con el legislativo, productores y la SAGARPA para la instrumentación de esquemas normativos y presupuestales que coadyuven a la construcción de más infraestructura, mejores condiciones de mercado y una atención transparente y oportuna.


Señaló que en esta mecánica se establecerán patrones comunes para ir juntos por una mayor producción y la apertura de nuevos nichos de mercado a nivel nacional e internacional.


En el tema sanitario, indicó que se deberán fortalecer las líneas de acción para, en un corto plazo, obtener el reconocimiento de la calidad e inocuidad de la carne de cerdo mexicana en todo el mundo.


Expuso que se diseñan mejores esquemas para incentivar la producción, a efecto de reducir los costos de operación, así como para una atención eficiente en las ventanillas de la SAGARPA, en beneficio de los productores pecuarios del país.


Mayor inversión en infraestructura al servicio del productor

Por su parte,  el presidente de la Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados, Salvador Barajas del Toro, afirmó que el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 integró a las actividades pecuarias como un pilar para la generación de riqueza y la reactivación del sector.


Explicó que hay un trabajo conjunto con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), dentro de cada una de las áreas de responsabilidad para abatir los rezagos y reinsertar a la porcicultura mexicana como motor económico en el sector pecuario nacional.


“De sus propuestas nos hemos hecho eco y también las hemos impulsado con el Gobierno Federal para, en un esfuerzo de todos, lograr, por ejemplo, que países importantes como China nos empiecen a comprar carne, lo cual sin duda traerá efectos sobre la deficitaria balanza comercial”, indicó.


 Respecto a los esquema de apoyo al sacrificio en Rastros Tipo Inspección Federal (TIF) para el sector porcino y bovino,  reconoció que al mes de julio se logró la  canalización de más de 242 millones de pesos para el sacrificio de 1.87 millones de cabezas de ganado.


 Además, agregó, se logró un monto adicional para los temas pecuarios y, conjuntamente con la Coordinación General Ganadería de la SAGARPA, se destinarán 75 millones de pesos para beneficio de más productores que sacrifican en rastros TIF, y otro similar para la modernización y construcción de nuevos rastros municipales.