NUM.310/México, D.F.
  • ​En el marco del noveno Congreso Nacional de la Central Campesina Cardenista (CCC), el titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez,  aseguró que con la participación de todos los actores se tiene que vencer el desafío de reglas y normas  obsoletas, y “quitar esa camisa de fuerza propiciada por una sobreregulación en el sector agroalimentario”.
  • Tenemos que estar juntos para vencer las distorsiones del mercado. El Gobierno de la República está dispuesto a evitar esas prácticas para que los productores tengan un pago más justo a su trabajo y a su esfuerzo en la producción, apuntó.
  • El Pacto por México es el marco para consensuar las expresiones que lleven a una profunda reforma del campo mexicano, con énfasis en el apoyo a la agricultura campesina y familiar, la preservación de los recursos naturales y la aprobación de presupuestos multianuales: legisladores y líderes agrarios.  

El Gobierno de la República avanza en dar un giro político en materia agroalimentaria para trabajar esquemas productivos más incluyentes y participativos, afirmó el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez.

En el marco del noveno Congreso Nacional de la Central Campesina Cardenista (CCC), el titular de la SAGARPA aseguró que con la participación de todos los actores se tiene que vencer el desafío de las reglas y normas  obsoletas, y “quitar esa camisa de fuerza propiciada por una sobreregulación en el sector agroalimentario”.

“Estamos preparando, por instrucciones del señor Presidente, un trabajo que venga a ordenar la parte jurídica del sector, de manera tal que podamos llegar a un código único agroalimentario que nos permita la defensa de los derechos de nuestros trabajadores del campo, pero que también nos dé la posibilidad de ser más competitivos y productivos”, subrayó.

Ante delegados de la CCC y representantes de productores de diferentes puntos del país, así como legisladores y autoridades de los tres órdenes de gobierno, precisó que “vamos a luchar todos por la gran reforma del campo, con la participación de las dirigencias campesinas, políticos, legisladores y el sector social, a través del Pacto Por México”.

En este foro, que contó con la participación del secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Carlos Ramírez Marín; del gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, y del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Mancera Espinosa, Enrique Martínez y Martínez indicó que la próxima reforma del campo buscará corregir desviaciones operativas y programas que han anclado el desarrollo justo y armónico del sector rural mexicano.

Mencionó que, a casi seis meses de este gobierno, se trabaja en varios puntos, como el relativo al aumento de la productividad del minifundio para que los campesinos con cinco hectáreas o menos puedan ser sujetos de crédito, tener acceso a semillas mejoradas, fertilizantes y tecnología, y mecanizar su parcela.

Hay mucho por hacer, detalló, para vencer los desafíos del campo, toda vez que entre el productor y el consumidor algunos intermediarios han jugado un papel crítico que distorsiona el mercado, niega el pago justo al productor y evita el precio adecuado al consumidor.

Tenemos que estar juntos para vencer esas distorsiones, puntualizó. Que sepan que el Gobierno de la República está consciente de los desórdenes del mercado y que estamos “puestos y dispuestos” a evitar que esas prácticas impidan a los productores obtener un pago más justo por su trabajo y esfuerzo en la producción, apuntó.

Agregó también que habrá de trabajar coordinadamente para los retos que representa el cambio climático.

El reciente crecimiento del 2.8 en el sector, afirmó, demuestra que si nos ponemos las pilas y trabajamos coordinadamente en sinergia, lo vamos a lograr. “Tendrán también en el secretario de SAGARPA un aliado para llegar a obtener las metas que todos nos hemos trazado”, expresó.

Por su parte, el secretario general de la CCC, Max Correa Hernández, el presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, y el coordinador de la fracción parlamentaria de ese partido en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, coincidieron en que este es el momento histórico y la oportunidad de trabajar por la transformación de un campo más justo, equitativo y productivo.

Mencionaron que el Pacto por México es el marco para consensuar las expresiones que lleven a una profunda reforma del campo mexicano, con énfasis en el apoyo a la agricultura familiar y el fortalecimiento de la seguridad alimentaria del país.

Subrayaron la importancia de invertir en bienes públicos para ser más productivos y competitivos, preservar los recursos naturales, aprobar presupuestos multianuales y avanzar en la restructuración de los recursos del Programa Especial Concurrente (PEC) para el sector rural.