NUM. 319 / Tecámac, Estado de México.

·         La infraestructura instalada es de clase mundial y está a la altura de los principales países productores de alimentos: SAGARPA. 

La sanidad e inocuidad en la producción y procesamiento de productos agropecuarios y pesqueros son una referencia obligada en la apertura de mercados internacionales, señaló el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Calzada Rovirosa.

Durante un recorrido por las instalaciones de la Unidad Integral de Servicios, Diagnóstico y Constatación del SENASICA, el titular de la SAGARPA aseguró que el tema sanitario, en sus diferentes variables, es un asunto de seguridad nacional, por constituir parte del patrimonio y riqueza en el sector agroalimentario del país.

Precisó que la infraestructura instalada en esta unidad -ubicada en el municipio de Tecámac, Estado de México- es de clase mundial y está a la altura de los principales países productores de alimentos, lo que garantiza la calidad de los productos mexicanos y su comercialización en mercados como Japón y China, entre otros.

En el recorrido, acompañado por el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), Enrique Sánchez Cruz, el secretario José Calzada constató la operación, así como el monitoreo oportuno y eficaz de los centros de diagnóstico de posibles plagas y enfermedades que se pudieran presentar en el campo mexicano.

La primer área de visita fue el Centro Nacional de Referencia Fitosanitaria, el cual coordina la realización de servicios de diagnóstico mediante la Red Nacional de Laboratorios Fitosanitarios y las actividades de saneamiento vegetal, análisis de riesgo de plagas y control biológico y evaluación de tratamientos cuarentenarios.

Siguió el Centro Nacional de Referencia en Detección de Organismos Genéticamente Modificados, donde se evalúa la información sobre solicitudes para la liberación en campo de productos genéticamente modificados, así como el establecimiento de regulaciones y políticas relacionadas con el tema.

Más adelante recorrió el Laboratorio de Diagnóstico para la Detección de Organismo Patógenos en cual refuerza la infraestructura tecnológica y científica de México en materia de inocuidad agroalimentaria y tiene un potencial importante para los productores nacionales, a quienes permite el posicionamiento y competitividad de sus productos en el mercado internacional.

En su visita al Centro Nacional de Referencia, Plaguicidas y Contaminantes, se destacó que este laboratorio de la SAGARPA tiene capacidad de detectar más de 800 moléculas de plaguicidas de los diferentes químicos, obteniendo una capacidad de resultados de cuatro semanas.

Por último, se realizó un recorrido al Centro Nacional de Adiestramiento y Desarrollo de la Unidad Canina, mismo que se encarga de la formación de binomios de alto nivel en detección olfatoria, que permitan, apoyar y agilizar el proceso de inspección fitozoosanitaria en los puntos en los que se movilizan productos agropecuarios regulados por la SAGARPA.

Lo anterior con el propósito  de evitar el riesgo de introducción de plagas y enfermedades exóticas y conservar el estatus sanitario agropecuario del país.