B080/México, D.F.
  • ​SAGARPA ordenó la activación del operativo de emergencia y, desde la noche del miércoles, se envió personal oficial para tomar muestras que se remitieron a los laboratorios oficiales del SENASICA, ubicados en Celaya, Guanajuato, y Palo Alto, Distrito Federal.
 Esta madrugada los técnicos del laboratorio de alta seguridad del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA),  confirmaron la presencia de un virus de influenza aviar H7, en siete granjas de la empresa Bachoco, ubicadas en dos municipios de Guanajuato, las cuales se mantienen bajo contención por parte de la autoridad sanitaria.
 
Desde la noche del miércoles pasado, a partir del reporte al SENASICA de un incremento de mortalidad con sospecha clínica de influenza aviar en unidades avícolas de la empresa Bachoco, ubicadas en los municipios de Dolores Hidalgo y San Luis de la Paz, en el Estado de Guanajuato, se activó el operativo de emergencia y prevención.
 
Igualmente, se envió personal técnico para tomar las muestras, mismas que se remitieron a los laboratorios oficiales ubicados en Celaya, Guanajuato, y Palo Alto, Distrito Federal, donde se confirmó la presencia del virus mediante la técnica de PCR Tiempo Real.
 
Datos preliminares revelan que la población expuesta al virus asciende a 582 mil aves. De acuerdo a los diagnósticos, se determinará el número de aves susceptibles de sacrificio para erradicar el brote.
 
Por instrucciones del titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Enrique Martínez y Martínez, también se entregó a los representantes de dicha empresa, un millón 911 mil dosis de vacuna contra influenza aviar para su aplicación preventiva en aves reproductoras y de postura comercial, ubicadas en granjas circundantes y así establecer una zona de amortiguamiento para mitigar el daño y aislar el foco de infección.

Se giró además la instrucción para reforzar las labores de supervisión en los 13 Puntos de Verificación e Inspección (PVI) localizados en Guanajuato, a fin de evitar que se movilicen aves vivas, sus productos y subproductos sin control oficial.
 
Para fortalecer el control y vigilancia de la movilización de las granjas afectadas, oficiales de inspección fitozoosanitaria  cubrirán específicamente los siete PVI que bordean la zona.
 
El SENASICA informó que en un plazo no mayor de 48 horas se tendrá el resultado de la secuenciación del virus localizado en las granjas, a fin de determinar si se trata del mismo que afectó a los estados de Jalisco y Aguascalientes, aunque precisó que por ser un “H7” corresponde a la misma cepa; en consecuencia, se realizará la notificación correspondiente a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas en francés).
 
Cabe señalar que, con base en la información disponible, este brote no afecta el abasto nacional de productos avícolas. En el país, el número de aves ponedoras en producción asciende a poco más de 137 millones, de las cuales dos millones 844 mil se ubican en Guanajuato, lo que representa el 2.35% de total.
 
El SENASICA reiteró que este virus es exclusivo de las aves, por lo que no existe ningún riesgo para el ser humano, y exhortó a los avicultores de la zona a notificar oportunamente y a reforzar los niveles de bioseguridad en sus granjas.