B0198/México, D.F.

​La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) informó que la producción de limón mexicano ha mostrado un comportamiento coyuntural atípico derivado de factores como el clima y la estacionalidad, y que se espera un repunte importante de la oferta a partir de la segunda quincena de abril.

Los principales estados productores de limón mexicano son Colima, Michoacán, Oaxaca y Guerrero. Se prevé que a finales de marzo comience a fluir al mercado nacional mayor volumen proveniente de Oaxaca, y que paulatinamente se registren los picos anuales de producción del resto de las entidades, con efectos a la baja en los precios.

Durante una reunión de trabajo entre funcionarios de la SAGARPA y representantes de productores, se analizaron los factores que han alterado el precio del limón mexicano en la presente temporada, entre los que destaca la alta intermediación en la cadena productiva.

De acuerdo con información de los productores, los precios de limón mexicano que se pagan en campo fluctúan entre los 15 y 22 pesos, por lo que resulta inadmisible el costo que se traslada al consumidor final, con precios hasta cuatro veces más altos.

Los demás factores que influyen en lo que hoy se observa en el comportamiento del limón mexicano son:

a) La estacionalidad. Cada año se da una ventana natural de menor producción de limón entre los meses de diciembre y marzo.

b) Afectación por lluvias tardías. Los productores de los principales estados reportaron lluvias en sus huertas en los meses de noviembre y diciembre, lo que tiene repercusiones en la floración y caída de frutos. El retraso en la maduración ha provocado que se postergue la disponibilidad del producto.

c) Fitosanidad. Las lluvias tardías generan, entre otros efectos, la plaga conocida como antracnosis, la cual reduce temporalmente el rendimiento de la producción.

Respecto al Huanglongbing (HLB), enfermedad que ataca a los cítricos, se tiene registro de daño en la producción de Colima, aunque por sí solo, actualmente, resulta poco relevante en la composición de la oferta nacional.

La SAGARPA atiende este problema desde hace más de cinco años con actividades de control, fortalecimiento de laboratorios de diagnóstico, paquetes tecnológicos, capacitación, investigación y certificación de viveros, entre otras acciones.

Esto, con la finalidad de que en el corto, mediano y largo plazos se eviten mayores daños a la citricultura nacional.

En todos los casos, la atención a los problemas fitosanitarios implica un incremento de los costos de producción.

Cabe señalar que la producción de limón en México (incluye los tipos “mexicano” y “persa”) en 2013 fue de dos millones 095 mil 881 toneladas, cifra superior en 40 mil toneladas a lo obtenido en 2012.