NUM. 441/México, D.F.

Una de las prioridades de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) es transitar del asistencialismo a la productividad, a través del Programa de Apoyos Directos al Campo (PROCAMPO).


Así lo aseguró el subsecretario de Desarrollo Rural de la SAGARPA, Arturo Osornio Sánchez, quien ratificó que el objetivo de la actual administración federal es transformar al PROCAMPO, con el fin de pasar de la simple entrega de recursos a un programa que fomente la productividad en el sector.


Este es un instrumento que queremos desdoblar e impulsar para toda la República, como parte de la encomienda del secretario Martínez y Martínez: trabajar con los pies en la tierra y ver directamente  cómo van los procesos, cómo van los ciclos agrícolas, aseveró Osornio Sánchez.


Durante un encuentro con productores y representantes de cadenas productivas, como parte de una gira de trabajo con el gobernador Eruviel Ávila Villegas, sostuvo que el compromiso del Gobierno de la República es generar un cambio en el sector para transformar el rostro de rezago y pobreza del campo.


En representación del secretario Martínez y Martínez, el subsecretario de Desarrollo Rural explicó que la SAGARPA cuenta con una oferta programática extensa, la cual incluye esquemas como el Proyecto Especial de Seguridad Alimentaria (PESA) e incentivos relacionados con la agregación de valor.


Afirmó que este abanico de programas se encuentra a disposición de los productores agropecuarios y pesqueros del país, con el fin de incentivar la productividad y el bienestar de las familias rurales.


El funcionario federal subrayó que por primera vez se entregó en tiempo más del 80 por ciento de los recursos del PROCAMPO Productivo, que este año ascienden a 440 millones de pesos.


Precisó que se han pagado a los productores 355 millones 961 mil pesos, los cuales fueron canalizados durante la siembra o incluso antes, como pasó en este ciclo, a fin de crear un programa productivo y no asistencialista.


Osornio Sánchez reconoció el avance de los programas agropecuarios en el Estado de México, como el Componente de Conservación y Uso Sustentable del Suelo y Agua (COUSSA), que cuenta con 35 millones de pesos para hacer obras hidráulicas, y el de equipamiento de invernaderos para pequeños y grandes productores.

En lo que respecta al Programa de Apoyo a la Cadena Productiva de los Productores de Maíz y Frijol (PROMAF), en su apartado de alto rendimiento,  expuso que se destinan 25 millones de pesos.


Explicó que en proyectos de manejo postproducción, como acopio de maíz y otros granos, se han recibido 119 solicitudes por 265 millones de pesos, de los cuales ya se han otorgado los primeros 78 millones en esta entidad federativa.


Del Programa de Producción Pecuaria Sustentable y Ordenamiento Ganadero y Apícola (PROGAN),  dijo que ya fueron entregados 51 millones de pesos.