num 697/ México, D.F.

El secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, exhortó a líderes de organizaciones y legisladores a trabajar juntos y en un clima de unidad para impulsar las transformaciones que requiere el sector productivo primario y que se habrán de expresar en la reforma del campo anunciada por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.


En las instalaciones de la SAGARPA, se reunieron representantes de la Confederación Nacional Campesina (CNC), del Consejo Agrario Permanente (CAP) y del Consejo Nacional de Organizaciones Rurales y Pesqueras (CONORP), que en conjunto aglutinan a 25 organizaciones, con el secretario Enrique Martínez y Martínez en seguimiento a las acciones que se han tomado rumbo a la reforma estructural del campo mexicano.


Durante el encuentro, el titular de la SAGARPA subrayó que para el Gobierno de la República es una prioridad la agenda del campo, y para ello se ha desarrollado un plan de acciones, con una coordinación interinstitucional, que permita el avance en los objetivos trazados en el sector agroalimentario.


Destacó que el fin común es mejorar la situación del sector rural y hacerlo más justo, rentable y competitivo, por lo que continuará con encuentros de trabajo con las organizaciones de productores.


Expresó que el titular del Ejecutivo Federal y su equipo están preparados para dar el arranque a la Gran Reforma del Campo, misma que incluirá las aportaciones de todos los actores de las cadenas productivas y del sector social.     


Con la representación de 12 organizaciones del CAP, Max Agustín Correa, afirmó que hay una buena expectativa en este proceso de diálogo con el Gobierno Federal y sus diferentes instancias que inciden en los programas y proyectos en el sector rural.


Aseguró que mantienen el interés de aportar en el diseño de políticas públicas encaminadas a un cambio profundo y estructural del sector, además de trabajar en temas estructurales y coyunturales, así como en el ajuste de programas y esquemas para detonar la producción y mayor rentabilidad.


Por su parte, el representante de la CONORP -compuesta por 13 organizaciones-, José Jacobo Femat, coincidió con el plan del Gobierno de la República de cambiar el modelo de desarrollo rural y realizar adecuaciones a la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, toda vez que hay, apuntó, los elementos y la voluntad política para iniciar una nueva etapa en el campo nacional.


Reconoció el enfoque y la importancia que el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto otorga al sector agropecuario y pesquero, así como su proyecto para cubrir el 75 por ciento del abasto nacional con producción del país.


El diputado federal y coordinador de la fracción cenecista en la Cámara Baja, Rubén Escajeda Jiménez, aseguró que el tema del campo está en las grandes reformas del país, por lo que sus retos son una prioridad para legisladores y Gobierno Federal.


Resaltó que las reformas financiera, hacendaria, laboral y energética llevan una intención directa en impactar en el sector rural, a través del impulso a créditos, derechos laborales, exención de gravámenes y la producción de insumos agrícolas. Todo ello, puntualizó, es muestra de una nueva actitud para que las cosas cambien.


Participaron en este diálogo, que forma parte de un ejercicio amplio de construcción de consensos y acuerdos del Gobierno de la República con todos los actores del sector productivo primario, el subsecretario de Agricultura, Jesús Aguilar Padilla, y los coordinadores generales de Enlace Sectorial, Héctor René García Quiñones, y de Planeación Estratégica, René Villarreal Arrambide.