B075/Texcoco, México.
  • ​El CIMMYT  y México son la cuna de la Revolución Verde y, con esta alianza, se impulsa sustancialmente, por medio de infraestructura de vanguardia y mayor capacidad de investigación, la productividad agrícola: Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y Trigo.
  • Tenemos que ir trabajando en equipo, en conjunto, para que si hoy México produce solamente el 58 por ciento de los alimentos que consume, cuando menos lleguemos a la recomendación de la FAO, es algo muy accesible si trabajamos juntos, si tiene éxito nuestro esfuerzo conjunto, que es producir el 75 por ciento de los granos y de los alimentos que un país demanda: Enrique Martínez y Martínez, titular de SAGARPA.
Documento 1:  Boletín conjunto.

LA FUNDACIÓN BILL Y MELINDA GATES Y LA FUNDACIÓN CARLOS SLIM
IMPULSAN LA INVESTIGACIÓN Y PRODUCTIVIDAD AGRÍCOLA
La misión: mejorar la alimentación
  • ​Este apoyo permitirá la incorporación de más investigadores nacionales e internacionales en programas que se desarrollan en el CIMMYT en Texcoco y que influyen en la agricultura de todo el mundo.
  • En la obra destacan los laboratorios e invernaderos de biociencias y bioseguridad.

El Batán, Texcoco, Estado de México a 13 de febrero de 2013.- Al inaugurar el nuevo complejo del Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y Trigo (CIMMYT) en Texcoco, Estado de México, la Fundación Bill & Melinda Gates y la Fundación Carlos Slim, reafirmaron su apoyo a la investigación de vanguardia. Con nuevas obras que tuvieron un costo de 25 millones dólares, este complejo con tecnología de punta en biociencia, está situado a tan sólo 45 kilómetros de la Ciudad de México.

Al evento asistieron el Lic. Enrique Martínez y Martínez, Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y el Dr. Eruviel Ávila Villegas, Gobernador Constitucional del Estado de México.

Este complejo de biociencias permitirá a los investigadores acelerar la reproducción de estas importantes semillas, gracias a la caracterización más precisa de sus rasgos genéticos, así como su tolerancia al calor y las sequías, su resistencia a plagas y enfermedades, sanidad de la semilla, así como las propiedades nutricionales de los granos y la calidad industrial.

El CIMMYT fue cuna de la Revolución Verde en los años 60 y ahora, con esta alianza, se impulsa sustancialmente la productividad agrícola por medio de infraestructura de vanguardia y mayor capacidad de investigación. El complejo está formado por invernaderos altamente especializados para realizar fitomejoramiento y experimentos con patógenos que pueden causar pérdidas devastadoras en los cultivos de maíz y de trigo. Una extensión de aproximadamente 5,500 m2 de los nuevos laboratorios se utilizará para una serie de proyectos de investigación innovadora que incluye, por ejemplo, el Laboratorio de Calidad Nutricional de Maíz, destinado al análisis de los nutrientes que se utilizan en los procesos de biofortificación de maíz destinado a mejorar la salud humana. 

“Estamos entusiasmados por esta alianza,” -dijo Bill Gates, co-presidente, Bill & Melinda Gates Foundation. “Al reunir la experiencia colectiva de cada una de nuestras organizaciones, podemos impulsar nuevas innovaciones, la transformación de las vidas de los agricultores en México y el resto del mundo. La inversión en el desarrollo agrícola es una de las inversiones de ayuda más eficaces que podemos hacer, lo cual le permitirán a las familias de agricultores pobres a cultivar y vender más alimentos, y a construir comunidades autosuficientes y más prósperas.”

Carlos Slim señaló: "Esta alianza para impulsar la investigación y el desarrollo en el CIMMYT, con la colaboración de científicos nacionales y extranjeros dedicados a la mejora de semillas y a la generación de técnicas más eficientes, es el eslabón para trasladar este conocimiento en todo el mundo a todos los productores agrícolas, especialmente a los pequeños y medianos, así como para impulsar el crecimiento económico, el empleo, la autosuficiencia alimentaria y las exportaciones del sector. "

El impacto del compromiso que hoy realizan ambas fundaciones trascenderá las fronteras de México. Esta nueva infraestructura permitirá la incorporación de un mayor número de investigadores nacionales y extranjeros en programas que influyen en la agricultura de todo el mundo.

Complejos procesos que requieren equipo de alta especialidad y las más modernas herramientas, podrán realizarse en este campus, a menores costos, lo que posicionará a México en un papel estratégico en la región. Se estima que las actividades de capacitación del CIMMYT se duplicarán, ya que también se incrementó la disponibilidad de habitaciones, aulas y espacios adecuados para seminarios y talleres. 


“Seremos testigos de la introducción de prácticas agrícolas modernas y más sustentables, como la agricultura de precisión y la agricultura de conservación, respaldada por las tecnologías de telefonía inteligente en los campos de los agricultores y herramientas digitales en los laboratorios, que nos darán acceso a la diversidad genética del trigo y el maíz, para ayudar a las comunidades agrícolas más pobres del mundo”, señaló el Dr. Thomas Lumpkin.

“Cabe señalar que en México, la SAGARPA y el CIMMYT colaboran con el programa Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional (MasAgro), en el que convergen, con un horizonte multianual, estos propósitos de estudio y práctica”, destacó el Lic. Enrique Martínez y Martínez. 

Hoy, con el apoyo de ministerios de agricultura, como la SAGARPA en México, y de comprometidos aliados del sector privado, el CIMMYT está a la vanguardia del renacimiento de la investigación agrícola.

Documento 2:  Palabras del secretario Enrique Martínez y Martínez.

Mensaje pronunciado por el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, con la representación del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto,  durante la inauguración de las nuevas instalaciones del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT).
NUM. 075/13

Texcoco, Méx., 13 de febrero de 2013.

Estimado gobernador Eruviel Ávila Villegas;

Estimados amigos, empresarios y benefactores de este gran proyecto Bill Gates y Carlos Slim;

Señor director general del CIMMYT, doctor Thomas Lumpkin;

Distinguidos invitados, amigos, investigadores, académicos;

Señor Embajador de los Estados Unidos de Norteamérica:

Antes que nada, debo decirles que ha sido una muy gratificante  presencia esta mañana, al recorrer, al poder valorar lo que sí se guarda, una verdadera riqueza de nuestro país, la riqueza genética de nuestras raíces, el maíz y el trigo, lo que nos da la alimentación.

Nos da mucho gusto verlo, que lo guardan con un gran celo. Entrar a esas bóvedas de baja temperatura y ver que ahí se mantienen, a través del tiempo, se mejoran y cuidan las raíces genéticas de nuestro maíz, es muy edificante para cualquier país, para cualquier sociedad.

El Gobierno de la República que recién inicia, tiene una clara visión de que el sector agroalimentario, el sector primario de la economía, debe tener ese lugar.

Ser un sector básico que garantiza la alimentación de los ciudadanos, de más de 112 millones de mexicanos que habitamos este hermoso país.

Estamos enfrentando, como todos los sabemos, embates del cambio climático, que digo que nuestro país es bipolar por un lado, tan de moda que está ahora esta enfermedad de los seres humanos, la bipolaridad, en el campo mexicano tenemos esa bipolaridad porque hay unas regiones que tenemos agua de más y en otras agua de menos.

Tenemos a los mejores agricultores de talla internacional, de clase mundial, compiten con lo mejor del mundo, y también tenemos los muy pequeños productores desproveídos de cualquier apoyo tecnológico.

Tenemos ahora con los cambios climáticos, he escuchado a ciudadanos, organizaciones de productores, a gobernadores, hablar siempre ya en términos superlativos.

Cuando llegamos a Durango, es la helada más grande de los últimos 50 años, y la sequía más grande, todo es lo más grande últimamente y es producto de ese embate constante que vivimos todos en el mundo, en esta aldea globalizada del cambio climático.

Por eso, los esfuerzos que se hacen por mejorar el rendimiento, la productividad, son fundamentales.

Los esfuerzos que los científicos, los investigadores hacen para tener semillas más resistentes a las sequías, más resistentes a las heladas, resistentes a las plagas, nos tienen que ir dando un camino, abriendo este camino cada vez más.

Vamos a seguir avanzando en la modificación de los programas que tengamos que hacer. Tenemos que fortalecer aquellos que están dando resultados o que han dado resultados a través del tiempo, y abrir los espacios nuevos para ir adaptando los sistemas del Gobierno de la República en materia agroalimentaria a la nueva realidad.

Nueva realidad climática, nueva realidad de competencia internacional, nueva realidad en la demanda y de las costumbres de los ciudadanos del mundo, y en esa posición estaremos buscando siempre estar a la vanguardia.

Tenemos que revisar a fondo nuestros insumos básicos para producir. No podemos tener un campo competitivo si no tenemos las semillas mejoradas como aquí dedican su esfuerzo, entregan el mejor de sus esfuerzos para mejorarlas.

No podemos tener un campo competitivo si no producimos fertilizantes y tenemos que seguir importando casi 90 por ciento de los fertilizantes.

No podemos seguir avanzando en un campo competitivo si no tenemos los sistemas de riego que usen óptimamente el agua, que es un recurso tan escaso.

Habría una serie de reflexiones que quisiera dejarles, pero este día es de júbilo, un día de reconocimiento, en donde el Gobierno de la República reconoce la generosidad, el apoyo invaluable que hacen empresarios reconocidos en el mundo.

Carlos Slim, mexicano, que ha mostrado su habilidad como empresario, pero también su gran corazón en las cosas nobles que hace para México.

Bill Gates, con su fundación que preside, la Fundación Bill y Melinda Gates, que también le reconocemos este cariño, este aprecio a México con sus aportaciones económicas para que esto siga adelante.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, como gobernador del estado de México, hace tres años fue testigo del arranque del programa de MasAgro, y me decía lo entusiasmado que estuvo cuando arrancó ese programa con una gran expectativa, y hoy, podemos constatar los grandes logros, los avances que se han tenido en esta materia, y por esa razón el Presidente de México les manda una muy sentida felicitación.

Nosotros en SAGARPA, en la Secretaría, seguiremos apoyando en la medida de nuestras posibilidades.

Se ve que el INIFAP está trabajando muy de la mano con MasAgro, con el CIMMYT, el Colegio de Postgraduados, que aquí está el doctor Moncada, igual la Universidad de Chapingo, todo lo que está en nuestro entorno para hacer una sinergia que es lo que ahora necesitamos todos para potenciar nuestros esfuerzos, nuestras energías y lograr mayores resultados.

México seguirá dando todo el apoyo necesario para culminar con éxito estos programas que tanto requiere nuestro país para tener la seguridad alimentaria.

No obstante los esfuerzos que todos hemos hecho, CIMMYT tiene muchas décadas ya de estar participando, los gobiernos de la República han estado interesados, los productores, agricultores y, sin embargo, seguimos teniendo un déficit muy importante de la demanda de granos en México.

Estos datos lo reflejan, seguimos importando millones y millones de toneladas de maíz, y esta situación no la vamos a revertir de un año para otro, pero tenemos que ir trabajando en equipo, en conjunto, para que si hoy México produce solamente el 58 por ciento de los alimentos que consume, cuando menos lleguemos a la recomendación de la FAO, es algo muy accesible si trabajamos juntos, si tiene éxito nuestro esfuerzo conjunto, que es producir el 75 por ciento de los granos y de los alimentos que un país demanda.

Ha habido en muchos años nuestras altas y bajas en la producción, en donde hemos llegado ya casi al 67, 68 por ciento, entonces si buscamos una meta razonable, que es la meta que recomienda la FAO, podemos pensar que en seis años, haciendo lo que tenemos que hacer, todos en el mismo camino, en la misma frecuencia, podremos tener esa satisfacción.

Finalmente, dejarles un saludo muy afectuoso del señor Presidente de la República.

La felicitación y el reconocimiento a don Carlos Slim, a Bill Gates, a todos los que hacen posible, investigadores, científicos, académicos, los que hacen posible este esfuerzo.

Reiterarle al señor gobernador del estado de México la solidaridad del Gobierno de la República para seguir contribuyendo, para que así, como el año pasado el estado de México obtuvo más de dos millones de toneladas de producción de maíz, podamos seguir incrementando, seguir avanzando esa producción, en toda la geografía nacional, pero en especial en este querido estado de México.

Muchas gracias a todos, y esperemos que este esfuerzo que hoy constatamos, se siga multiplicando en bien de la agricultura y de la alimentación de los mexicanos.

Muchas gracias.