NUM.566 / México, D.F

  • En representación del titular de SAGARPA, José Calzada Rovirosa, el coordinador general de Ganadería, Francisco Gurría Treviño, clausuró el Curso de Transferencia de Embriones de Ovino, en el Centro de Desarrollo Integral de la Especie, en Singuilucan, Hidalgo. 

Con el fin de mejorar la genética en la ovinocultura nacional, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) se trazó como meta, a 2018, inseminar a 650 mil vientres, que representan a alrededor del 10 por ciento del hato en todo el país, afirmó el coordinador general de Ganadería, Francisco Gurría Treviño. 

Al clausurar el Curso de Transferencia de Embriones de Ovino -En representación del titular de SAGARPA, José Calzada Rovirosa-, en el Centro de Desarrollo Integral de la especie, en Singuilucan, Hidalgo, el funcionario federal destacó que en dos años se han inseminado más de 200 mil borregas, que representan alrededor del 30 por ciento de la meta.  

Indicó que hace dos años no se contaba con técnicas eficientes de inseminación y mejoramiento genético como las que actualmente existen, lo cual está documentado en la Encuesta Nacional Agropecuaria 2014 -presentada recientemente por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI)- que registra un crecimiento del nueve al 26 por ciento en este indicador. 

Gurría Treviño resaltó que mediante esta capacitación se brindaron nuevos conocimientos a productores y técnicos, algunos de los cuales se quedarán a colaborar en este Centro. El resto de los egresados -así como otros 80 que han sido capacitados-, tendrán la tarea de difundir el conocimiento adquirido en sus lugares de origen, señaló.

Subrayó que con este tipo de cursos se otorga valor agregado a la producción primaria,  ya que se cuenta con especialistas en técnicas de mejoramiento genético.  

“La maquinaria y los instrumentos de investigación se pueden adquirir en cualquier parte y en cualquier momento, pero el valor que adquiere el personal  mexicano capacitado es invaluable, y si además difunden sus conocimientos, cada vez habrá más y mejor calidad”, afirmó. 

Puntualizó que con personal especializado se incrementará el número de inseminaciones, se contará con una mejor identificación de embriones y se producirá carne para consumo humano en óptimas condiciones nutritivas y de higiene. 

El coordinador general de Ganadería reiteró que estos avances contribuyen a que los productores mexicanos puedan acceder a otros mercados, principalmente en Centro y Sudamérica, así como en el Caribe. 

En la ceremonia de entrega de diplomas a los egresados, el director del Centro de Desarrollo Integral Ovino, y presidente del Consejo Nacional de los Recursos Genéticos Pecuarios (CONARGEM), Juan José Arteaga Castelán, reconoció el impulso de la SAGARPA al sector pecuario, lo cual ha permitido fortalecer la ovinocultura.  

Convocó a que cada vez más especialistas vengan a capacitarse a este Centro y vuelvan a sus lugares de origen para expandir los conocimientos sobre las técnicas de inseminación de nivel mundial que ya se practican en México. 

En este curso participaron especialistas neozelandeses, quienes durante una semana compartieron sus conocimientos con los técnicos nacionales.