NUM. 187 / Durango, Dgo.

  • En cinco años se logró pasar de 300 millones de pesos en el componente de aseguramiento, a tres mil 877 millones de pesos.

México creció sustancialmente en materia de aseguramiento pecuario al pasar, tan sólo en cinco años, de proteger a un millón de unidades animal, a más de 38 millones de cabezas de ganado bovino, ovino y caprino, lo que ha permitido al país posicionarse como un referente mundial en esta materia.

Así lo afirmó la subsecretaria de Desarrollo Rural de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Mely Romero Celis al participar en el Panel “Administración de Riesgos: Elementos de Éxito”, en la LXXXI Asamblea General Ordinaria de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG).

La funcionaria federal expresó que gracias a que los productores están organizados e inscritos en Padrón Ganadero Nacional (PGN), se logró consolidar un Fondo de Aseguramiento fortalecido que brinda certidumbre y seguridad a este sector productivo.

En su participación en los trabajos de la Asamblea de la CNOG, la subsecretaria de Desarrollo Rural señaló que en un lustro se logró pasar de 300 millones de pesos en el componente de aseguramiento a tres mil 877 millones de pesos, cifra con la que se opera actualmente.

En este mismo lapso se tenían en el componente de aseguramiento 300 millones de pesos y en este año la cifra llegó a los tres mil 877 millones de pesos; por lo que reconoció el esfuerzo de los diputados ya que el presupuesto original era de tres mil 300 millones de pesos y los legisladores le asignaron 577 millones de pesos más.

Nos llena de orgullo en la SAGARPA, dijo, que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, haya asumido como uno de sus principales compromisos el ampliar los niveles de  aseguramiento para este sector, lo que se está logrando y nos hace sentir muy orgullosos de este resultado.

En el mundo, acotó, México es un referente en materia de aseguramiento para el ámbito primario, “a nosotros en SAGARPA nos han invitado a Sudamérica, Centroamérica, Asia y Europa, donde se mueve la mayor parte de los seguros a nivel mundial, y nos preguntan qué es lo que estamos haciendo para lograr tales niveles de aseguramiento con el sector agropecuario”.

Una de las razones fundamentales por las cuales estamos logrando excelentes niveles de cobertura en los aseguramientos, es que los ganaderos están conscientes de los riesgos que se derivan del cambio climático y se organizan para constituir esquemas, fondos y solicitar incentivos para que los gobiernos se involucren en estos temas, apuntó.

Romero Celis agregó que los productores toman acciones proactivas para lograr que se asegure su ganado, sus tierras y su patrimonio, lo que les permite prevenir cualquier tipo de afectación que pueda suscitarse en el sector.

Lo que está pasando en México en torno a la administración de riesgos, indicó, es también resultado de un crecimiento en la ganadería nacional, misma que ha venido aumentando de manera significativa en los últimos 10 años, tanto en volumen como en valor, por lo que la ganadería es actualmente una actividad rentable para nuestros productores.

Subrayó que otro factor de crecimiento son las certificaciones y reconocimientos en el ámbito nacional e internacional que ha recibido la ganadería mexicana, con lo cual se refrenda la sanidad, calidad e inocuidad  de los productos pecuarios que se producen en el país y es un reflejo del trabajo realizado por los productores.

México, puntualizó, es uno de los cinco países que cuentan con la certificación de ser libre de las seis enfermedades de ganado más peligrosas en el mundo, lo que es sumamente importante y genera una amplía demanda de nuestro ganado, carne y productos, lo que es una gran oportunidad para los mexicanos.

Finalmente, la funcionaria federal expresó su reconocimiento al trabajo realizado por el diputado federal y presidente de la CNOG, Oswaldo Cházaro Montalvo por la labor realizada para impulsar a este sector y a los ganaderos del país, así como por la estrecha relación que mantiene con autoridades locales, estatales y federales.