NUM. 446 / México, D.F.

  • Como resultado de las políticas públicas y apoyos productivos otorgados al sector, en 2014 se produjeron un millón 753 mil toneladas de alimentos pesqueros, de los que destacan los de origen acuícola que registran un incremento anual superior al 15%, destacó el director de Organización y Fomento, Jorge Luis Reyes Moreno.  

  • Con base en las acciones de producción y fomento al consumo, en dos años se logró incrementar en 2.5 kilogramos el consumo per cápita de pescados y mariscos.  

    El establecimiento de instrumentos de política pública que regulan y administran el desarrollo sustentable de la pesca y acuacultura nacional, así como el ejercicio responsable de dos mil 033 millones de pesos en incentivos durante 2014 han fortalecido al sector.

    Como parte de este impulso, el país produjo un millón 753 mil toneladas de alimentos pesqueros, y los de origen acuícola aumentaron más de 15 por ciento al año, como resultado del esfuerzo de los productores y también por la asignación de incentivos para impulsar proyectos productivos, desarrollo de capacidades técnicas y capitalización de unidades económicas.

    Lo anterior lo informó el director general de Organización y Fomento de la CONAPESCA, Jorge Luis Reyes Moreno, al participar en el seminario “Hacia la pesca y acuacultura sustentables”, organizado por la Comisión de Pesca y Acuacultura del Senado de la República, que preside el legislador Salvador López Brito.

    Ante dirigentes de productores, industriales, legisladores, académicos, expertos y funcionarios participantes en el Seminario que se desarrolla del 6 al 8 de julio, Reyes Moreno remarcó que en 2014 el valor total de la producción cerró con un aumento de 21 por ciento (captura 11.6% y acuacultura 36.4%), al pasar de 19 mil 914 millones de pesos, en 2013, a 24 mil 110 millones.

    Reiteró que derivado de las acciones de producción y fomento al consumo, en dos años se incrementó en 2.5 kilogramos el consumo per cápita de pescados y mariscos. Se trata de un logro que ha recibido el reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), agregó.

    De igual forma, citó que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reportó que en el último año el Producto Interno Bruto del subsector pesca, caza y captura creció en nueve por ciento.

    Reyes Moreno afirmó que la CONAPESCA no baja la guardia en la puesta en marcha de instrumentos y políticas públicas que contribuyan a regular y administrar las actividades de la pesca y la acuacultura, en un marco de sustentabilidad.

    El funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) habló de los retos para el trabajo legislativo, dentro de las cuales detalló diversas propuestas en materia de acuacultura y pesca que conllevan reformas a las leyes que norman al sector.

    Entre estos ajustes normativos, Reyes Moreno planteó los aplicables a las leyes de Aguas Nacionales, a la General del Equilibrio Ecológico y la Protección  al Ambiente, a la Federal de Derechos y a la General de Pesca y Acuacultura Sustentables, así como al Código Penal Federal.

    Apuntó que el trabajo coordinado de todos los que inciden en el sector es fundamental para estructurar una agenda legislativa tendiente a fortalecer la certeza jurídica del sector y generar un crecimiento de la actividad en un marco de sustentabilidad.

    Muestra de ello, dijo, es la coordinación interinstitucional para la puesta en marcha de los programas de protección a la vaquita marina y los dispositivos excluidores de tortugas y de peces en las redes de embarcaciones camaroneras de altamar, entre otros, que son ejemplo del trabajo coordinado para el cuidado sustentable de los recursos.

    El reto, concluyó, es que México continúe haciendo su tarea en términos de prácticas responsables, pues es uno de los países que más ha demostrado en los hechos tener una pesca ligada a la sustentabilidad y así lo reconocen organismos internacionales.