NUM. 461 / México, D.F.

  • Es una actitud responsable de los empresarios mexicanos acatar la reducción en el volumen de captura establecida por la CIAT. 

  • La determinación de dejar de pescar al cubrirse el 100% de la cuota asignada a México es un avance significativo de la observancia normativa. 

  • México demuestra gran sentido de responsabilidad con la pesca sustentable, la cual se aplica con base en evidencia científica, afirmó Mario Aguilar Sánchez. 

    El comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, subrayó la corresponsabilidad y el compromiso que han demostrado con la sustentabilidad pesquera los empresarios mexicanos dedicados a la captura y comercialización de atún aleta azul.

    El haber suspendido las capturas al cumplirse con el límite de la asignación de tres mil toneladas para este año, como lo establecen las disposiciones de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT), es una actitud responsable de los industriales de este sector y constituye un avance significativo de la observancia normativa, que es uno de los ejes de política pública que la actual administración federal definió a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), expresó Aguilar Sánchez.

    La industria cumplió y esta decisión de los empresarios, derivada del acuerdo gubernamental para garantizar la sostenibilidad pesquera, contribuye a fortalecer la recuperación de la biomasa de esta especie de alto valor comercial en el mercado internacional.

    Se trata, abundó Aguilar Sánchez, de la aplicación de medidas de manejo y aprovechamiento en el corto, mediano y largo plazos, con el fin de dar certidumbre a la industria pesquera y a la maricultura para desarrollar nuevos proyectos de inversión y fortalecer los existentes.

    Así, México demuestra gran sentido de responsabilidad al adoptar las recomendaciones internacionales, basadas en la mayor evidencia científica, sobre las medidas de conservación para el atún aleta azul y otras especies, como lo ha instruido el Presidente Enrique Peña Nieto.

    Dio a conocer Mario Aguilar Sánchez que, por tratarse de una pesquería de alta especialización, los barcos de ese sector empresarial llevan observadores a bordo que verifican la evolución de los volúmenes de captura y lo informan a la CONAPESCA, la cual —a través de su área de Normatividad— documenta y fija medidas de control en términos de la asignación o cuota que les corresponda.

    Subrayó que en el marco de la reciente reunión de la CIAT quedó de manifiesto el seguir avanzando en consensos que permitan adoptar un plan de ordenamiento y recuperación de la población de atún aleta azul del Pacífico, cuya especie, de acuerdo con estudios científicos, está en condición vulnerable.

    Destacó que las acciones de ordenamiento y recuperación del stock deben ser adoptadas y coordinadas conjuntamente entre la CIAT y la Comisión para la Conservación y Ordenación de las Poblaciones de Peces Altamente Migratorios del Océano Pacífico Occidental y Central (WCPFC), ya que el 84 por ciento del impacto sobre esta población ocurre en el Pacífico Occidental y, por ello, lo que no ocurra allá con respecto al ordenamiento y la reducción de la presión sobre la biomasa de la población reproductora tiene un impacto significativo sobre los que participamos en la pesquería en el Pacífico Oriental.

    Ante esto, recalcó que es fundamental un trabajo colaborativo, cooperativo y efectivo para el ordenamiento conjunto del atún aleta azul del Pacífico entre la CIAT y la WCPFC.

    Expresó que México asumió su papel y ha impulsado acciones de sustentabilidad a favor de ésta y otras especies marinas comerciales, a las que se han sumado los productores mexicanos dedicados a la captura y comercialización de atún aleta azul.

    Confiamos que otras naciones harán lo propio para garantizar la sustentabilidad de este recurso y, al sumarse, estas medidas serán más efectivas, expresó el comisionado de la CONAPESCA.