B0415/México, D.F.
  • ​El coordinador general de Ganadería, Francisco Gurría Treviño, y el secretario de Desarrollo del Estado de México, Eduardo Gasca Pliego, inauguraron el rastro municipal de Ixtlahuaca, que procesará bovinos con alta calidad e higiene.
  • La rehabilitación tuvo una inversión de 32 millones pesos, mediante el sistema de presupuesto concurrente, con la participación de recursos federales, estatales y municipales.
Alrededor de 540 mil productores ganaderos del país serán beneficiados mediante el Programa de Fomento Ganadero (PROGAN-PRODUCTIVO 2014), que este año destina un monto superior a los cuatro mil millones de pesos.

Mediante este programa de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), en el Estado de México se han registrado 11 mil 800 ganaderos, 59 por ciento de ellos de nuevo ingreso, por lo que  serán destinados  52 millones de pesos.

Así lo dio a conocer el coordinador general de Ganadería de la SAGARPA, Francisco Gurría Treviño, quien junto con el secretario de Desarrollo Agropecuario del Estado de México, Eduardo Gasca Pliego, y el presidente municipal de Ixtlahuaca, Adalberto Rebollo Montes de Oca, inauguraron el rastro de la localidad, en donde se podrán sacrificar, en mejores condiciones de higiene, hasta 120 animales por turno de trabajo, con la garantía de que los productos serán aptos para el consumo.

Abundó que, por instrucciones del secretario Enrique Martínez y Martínez, se fortalece al sector pecuario y a sus productores, con el fin de hacerlos más productivos y competitivos.

La inauguración, entrega de equipamiento y puesta en marcha del rastro municipal de Ixtlahuaca, Estado de México, es resultado de la coordinación interinstitucional que la SAGARPA mantiene con los tres niveles de gobierno en todos los estados de la República, dijo Gurría Treviño.

Afirmó que la puesta en marcha de estas instalaciones se enmarca en el Programa de Rehabilitación de Rastros Municipales, en beneficio de la ganadería nacional, regional y local, a fin de ofrecer productos de calidad e inocuidad a la población.

La rehabilitación, indicó, tuvo una inversión compartida entre la Federación y los gobiernos estatal y municipal de 32 millones pesos.  “Este es un claro ejemplo de que cuando hay coordinación se pueden realizar obras en tiempo récord”, puntualizó.

Poco antes del evento protocolario,  las autoridades  locales, estatales y federales, así como los invitados especiales, realizaron un recorrido por las instalaciones, en donde se dio una amplia explicación de las estrictas condiciones de higiene en que se procesa la carne.

Cabe señalar que los encargados del rastro utilizan ropa desinfectada antes de ingresar a las instalaciones. Una vez sacrificado el animal, se le somete a un proceso de disección y nunca vuelve a ser tocado por algún ser humano, mientras es procesado.

En representación del gobernador Eruviel Ávila Villegas, el secretario de Desarrollo Agropecuario, Eduardo Gasca Pliego, señaló que el principal propósito es que la gente tenga a su alcance productos de mejor calidad.

Detalló que estas instalaciones son adecuadas para su propósito, ya que se encuentran en un terreno de mil 500 metros cuadrados, con más de 300 metros de construcción y cuentan con maquinaria apta para procesar residuos, con el fin de evitar contaminación.

Al término del evento, los integrantes del Comité Técnico Intersecretarial de Rastros, encabezados por el delegado de SAGARPA,  Heriberto Ortega Ramírez, se reunieron en las instalaciones del rastro para planificar acciones futuras en otras regiones del Estado de México.