NUM.812 / México, D.F.

  • Al inaugurar el Foro Económico de Pesca y Acuacultura 2015, el secretario José Calzada Rovirosa indicó que la superficie actual es de alrededor de 120 mil hectáreas acuícolas en territorio nacional, por lo que el estimado mínimo es llegar a la meta de 125 mil hectáreas al finalizar el próximo año.  

  • De acuerdo con la FAO, en 2023 el valor de la producción acuícola superará al de la pesca, de ahí la importancia de desarrollar este nicho productivo.  

  • El titular de la CONAPESCA, Mario Aguilar Sánchez, afirmó que el fallo emitido por la OMC a favor de la captura sustentable de atún en México es un éxito para el sector pesquero nacional, ya que demostró la valía del Código de Conducta para la Pesca Responsable, que este año celebra 20 años de existencia.  

    Para el próximo año se tiene la meta de establecer cinco mil hectáreas más de acuacultura en el país, a efecto de aumentar la productividad y ofrecer una mayor oferta de este tipo de productos, aseguró el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Calzada Rovirosa.

     Al inaugurar el Foro Económico de Pesca y Acuacultura 2015, el funcionario federal indicó que la superficie actual es de alrededor de 120 mil hectáreas acuícolas en territorio nacional, por lo que el estimado mínimo es llegar a alrededor de 125 mil hectáreas al finalizar 2016.

     Resaltó que, de acuerdo con pronósticos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), en 2023 el valor de la producción acuícola superará al de la pesca, de ahí la importancia de desarrollar este nicho productivo.

    Actualmente, dijo, en México el 70 por ciento de la captura total se realiza en los mares, y el 30 por ciento restante en la acuacultura; sin embargo, anotó, “con respecto al valor, el 60 por ciento corresponde a los mares y el 40 por ciento es en la acuacultura. Los mares estarán acotados por el crecimiento poblacional y por la ciencia misma, pero en la acuacultura tendremos una gran oportunidad de crecimiento”.

     Destacó que en la acuacultura y la pesca laboran diariamente alrededor de 300 mil productores, por lo que el Gobierno de la República redoblará esfuerzos para fortalecer a este sector que, en promedio, crece nueve por ciento anual.

     El titular de la SAGARPA puntualizó que, por instrucciones del Presidente Enrique Peña Nieto, se impulsa un plan estratégico para detonar el potencial del sector pesquero.

    Este plan, abundó, considera cinco ejes: ordenamiento del sector, supervisión de la actividad, fomento a la producción (en el cual se incluye a la acuacultura), comercialización, y  desarrollo de los mercados e integración de la cadena productiva.

     Adelantó que la próxima semana realizará una gira de trabajo a China, con el objetivo de consolidar los mercados ya existentes en ese país, así como desarrollar nuevas oportunidades de negocio para los productores mexicanos.

     Respecto al fallo anunciado la semana pasada por la Organización Mundial de Comercio (OMC), en torno a la pesca sustentable de atún en México, el secretario Calzada Rovirosa señaló que México ha demostrado en todos los foros, de manera respetuosa, “que somos sustentables y que utilizamos las mejores artes de pesca de manera sustentable para las siguientes generaciones”.

     “Precisamente lo que dijo la OMC es: México tiene la razón, en cuanto a la sustentabilidad y el derecho a los mercados”, apuntó.

     Expresó que este subsector genera 70 mil empleos entre directos e indirectos y el valor de la producción atunera ya industrializada puede llegar a los 600 millones de dólares.

     “No se trata solamente del negocio de unos cuantos. Se trata de la oportunidad de empleo de miles, por eso México defiende ese derecho, por eso estamos de su lado, por eso ustedes se constituyen el día de hoy, de verdad, en un ejemplo de tenacidad que todos aplaudimos”, subrayó.

     Por su parte, el comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, afirmó que el fallo recién emitido por la OMC a favor de la captura sustentable de atún en México es un éxito para el sector pesquero nacional, particularmente los pescadores, ya que demostró la valía del Código de Conducta para la Pesca Responsable, que este año celebra 20 años de existencia.  

    México reitera su respaldo a las aplicación del Código, instrumento vigente que se mantiene como referente de la gobernanza pesquera y acuícola internacional, apuntó el titular de la Comisión  Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA).

     Detalló que, en la concepción y diseño del Código, México ha sido un país fundamental, al organizar con la FAO hace 20 años la reunión de Cancún, encuentro del que nació la plataforma de este instrumento.

     Abundó que esta codificación internacional en materia pesquera es de las que registra un mayor avance e influencia en las legislaciones domésticas, toda vez que recomienda la elaboración de políticas públicas que fortalecen la pesca sustentable, privilegia el enfoque multilateral y previene la discriminación y la creación de barreras innecesaria al comercio.

     Con este tipo de políticas e instrumentos, el Gobierno de México precisa su compromiso y apertura con los productores del sector, conocedores de que nuestros océanos y aguas interiores son áreas de producción y desarrollo de una actividad sustentable, mencionó.

     Bajo este esquema productivo, la meta sexenal del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto de incrementar el consumo per cápita de pescados y mariscos está a punto de concretarse, debido a que en lo que va de esta administración federal se ha pasado de 8.9 kilos a 11.5 kilogramos, precisó Aguilar Sánchez.

     El subdirector general del Departamento de Pesca y Acuicultura de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Arni M. Mathiesen, agradeció al secretario José Cazada la oportunidad de celebrar en México, en el encuentro organizado por la CONAPESCA, el vigésimo aniversario del Código de Conducta para la Pesca Responsable.

     Reconoció que ha sido estratégica la iniciativa y el papel de México en el marco del Código de Conducta, así como de gran ayuda para guiar a las autoridades nacionales y al sector privado en las prácticas responsables y sostenibles en la explotación pesquera.

     El Código es la iniciativa más importante que la FAO ha tomado en materia de pesca y acuacultura, desde la creación de la organización; “a 20 años del establecimiento del Código la situación ha mejorado, estamos en pleno proceso de cambio para salvar diversas pesquerías, y si continuamos por esa línea estaremos en condiciones de alcanzar el éxito completo, lo cual podrá verificarse en los próximos 20 años”, indicó.

En el encuentro, participaron la directora en Jefe del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), Patricia Ornelas Ruiz; el coordinador general de Enlace Sectorial, Héctor René García Quiñones, y los presidentes de la Comisión de Pesca del Senado de la República, Salvador López Brito, de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados, Próspero Ibarra Otero, y de la Confederación Nacional de Cooperativas Pesqueras, Armando Castro Real, el presidente de la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras y Acuícolas, Jesús Camacho osuna, entre otros.