• ​El titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, destacó que la libre importación de maíz y sorgo provocó el desplome de su precio en México.
  • Con la entrada en vigor de aranceles para la importación de estos granos se contribuye a generar estabilidad en los mercados, en beneficio de los productores. 
  • Esta medida del Gobierno de la República es una respuesta a los productores que, con justa razón, protestaban por la importación de granos de países con los que no tenemos acuerdos comerciales.

El secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, indicó que el decreto por el que se anula la libre importación de maíz y sorgo ayudará a  generar mayor estabilidad en los mercados internos, en beneficio de cientos de miles de productores del país.


En el marco de su participación en la 129 sesión del Consejo Directivo de la Comisión Nacional de las Zonas Áridas (CONAZA), el titular de la SAGARPA señaló que hoy fue publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Decreto por el que se modifica la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación, el cual considera un arancel de 20 por ciento al maíz y 15 por ciento al sorgo.


“Hemos luchado por que se reviertan decretos en los que se permitía la importación de granos, como el maíz y sorgo, de países con los que no tenemos tratado comercial, y hoy se concretó esta petición”, aseveró.


Puntualizó que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) ha señalado que cuando se combinan medidas de protección social y de incremento al ingreso disponible de las familias con menores recursos económicos, el efecto en el bienestar social se potencializa y se estimula el desarrollo rural; enfatizó  que la medida tomada hoy por el Gobierno de la República contribuye a dicho fin.


Abundó que a consecuencia de fenómenos de mercado externos y libre importación de estos granos el precio de referencia en México se fue a la baja, lo que ocasionó afectaciones a los productores.


“Importábamos maíz y sorgo de países con los que no teníamos tratado y los productores, con justa razón, reclamaban que los precios estaban derrumbados y aun así llegaban a México los barcos con maíz”, subrayó.


El decreto que eliminaba los aranceles fue útil cuando existía escasez de estos insumos debido a fenómenos climatológicos, pero en este momento existen condiciones idóneas para obtener una buena producción, tanto de maíz como sorgo, que ayude a satisfacer el mercado interno, apuntó.


Destacó que estados como  Sinaloa, Sonora, Jalisco, Chiapas y Estado de México, reportan una buena producción de maíz, lo que justifica la entrada en vigor de estos aranceles.