NUM.888 /  México, D.F.

  • La suma de esfuerzos es lo que permite que cada vez se produzcan en México más alimentos certificados en sistemas de sanidad e inocuidad, que ofrecen mayores garantías a los consumidores nacionales y propician que la exportación crezca año con año. 

  • Gracias al esfuerzo del Gobierno Federal, productores que con menos de cinco hectáreas producen mango, berries y aguacate o leche, porcino, ovino y aves en menos de 30 hectáreas, pueden certificarse a través de MCS para ser más competitivos y acceder al mercado internacional. 

El presupuesto 2016 para el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) se incrementó cinco por ciento, en relación con el de 2015, por lo que estará cercano a los seis mil 350 millones de pesos.

Así lo informó el director en jefe del organismo desconcentrado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Enrique Sánchez Cruz, quien subrayó que este presupuesto se suma a las aportaciones de los estados para atender temas de sanidad e inocuidad agroalimentaria, pero que el principal esfuerzo emana de los productores.

Hizo hincapié en que la suma de esfuerzos es lo que permite que cada vez se produzcan en México más alimentos certificados en sistemas de sanidad e inocuidad, que ofrecen mayores garantías a los consumidores nacionales y propician que la exportación crezca año con año.

Explicó que además de la tarea oficial transversal, sanitaria, científica, la SAGARPA ha constituido alianzas estratégicas con productores y asociaciones como México Calidad Suprema (MCS).

Informó que con MCS el SENASICA concreta estrategias de certificación de productores a través de esquemas sólidos y de supervisión de las buenas prácticas de manejo, porque el mercado exige que los productos estén libres de plagas, pero también de agroquímicos no permitidos.

Por su parte, el Vice-Presidente de Enlace Legislativo de la Asociación México Calidad Suprema, Juan Barrio Aguirre, explicó que este es un organismo administrado por el sector público y productores, creado hace 13 años por la SAGARPA y la Secretaria de Economía, ante la necesidad de contar con un sello que garantizara la calidad e inocuidad de los productos agroalimentarios de origen mexicano para incrementar competitividad del sector productivo y propiciar su acceso a más y mejores mercados.

Está integrada, dijo por 32 asociaciones de productores y atiende a más de 48 por ciento de las tres millones de hectáreas certificables en el país. Destacó que el beneficio permea a casi un millón 200 mil productores del campo mexicano, que en su gran mayoría son pequeños y medianos.

Indicó que gracias al esfuerzo del gobierno federal, productores que con menos de cinco hectáreas producen mango, berries y aguacate o leche, porcino, ovino y aves en menos de 30 hectáreas, pueden certificarse a través de MCS para ser más competitivos y acceder incluso al mercado internacional.

Puso el ejemplo de los pequeños productores de frutillas de Jalisco y Michoacán, que hacen alianzas de producción y comercialización y exportan sus productos  a través de una comercializadora internacional.