NUM.719 / Washington, EU. 

  • Mediante un convenio entre el SENASICA y los Servicios de Inspección de Vegetales y Animales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (APHIS/USDA) se buscará homologar criterios respecto a los orgánicos, lo cual facilitará su intercambio comercial.  

  • En su primera gira internacional de trabajo, el secretario José Calzada Rovirosa destacó que Estados Unidos es el principal socio comercial de México en materia agroalimentaria, con un intercambio que supera los 40 mil 600 millones de dólares al año.  

  • Hasta agosto pasado, las exportaciones agroalimentarias de México a Estados Unidos crecieron nueve por ciento a tasa anual para ubicarse en 15 mil 806 millones de dólares, con un superávit de más de cuatro mil millones de dólares.  

Como parte de su gira de trabajo por Estados Unidos, el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Calzada Rovirosa, atestiguó la firma de una Carta de Intención para agilizar el comercio de productos orgánicos entre los organismos de sanidad de los dos países.

Mediante este convenio signado entre el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) y el Servicio de Inspección de Vegetales y Animales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (APHIS/USDA, por sus siglas en inglés) se busca homologar los criterios para la certificación de  productos orgánicos, lo cual facilitará el intercambio comercial de este tipo de alimentos que son de alta demanda por los consumidores de ambos países.

La firma formaliza los esfuerzos que llevan a cabo los técnicos del SENASICA y APHIS para analizar y discutir aspectos relevantes de la estructura de regulación en los dos países, la operación del Sistema de Control Interno de cada uno de ellos y los procesos de aprobación de organismos de certificación, con el objetivo de lograr la equivalencia y que se reconozcan mutuamente los sistemas.

El acuerdo de equivalencias entre México y EU fortalecerá los procesos de importación y exportación de alimentos orgánicos, difundirá y promoverá la identidad de los productos mexicanos y se reducirá costos de certificación para productores e industria.

En su primera gira internacional de trabajo y en el marco de un encuentro bilateral con el titular del USDA, Thomas Vilsack , el secretario Calzada Rovirosa destacó que Estados Unidos es el principal socio comercial de México en materia agroalimentaria con un comercio que supera los 40 mil 600 millones de dólares al año.

Expresó que desde 2014 se mantiene en saldo positivo para nuestro país en la balanza comercial agroalimentaria, el cual asciende a mil 685 millones de dólares, con exportaciones de 21 mil 172 millones de dólares.

Hasta agosto de 2015, abundó, las exportaciones agroalimentarias de México a Estados Unidos crecieron nueve por ciento a tasa anual para ubicarse en 15 mil 806 millones de dólares, con un superávit de más de cuatro mil millones de dólares.

Destacó que el superávit obtenido entre enero y agosto de 2015 es superior en más de dos mil 500 millones de dólares al obtenido en el mismo periodo del año anterior.

Resaltó que México es líder en la exportación de cerveza, aguacate, berries, (frambuesa y zarzamora, principalmente) y cárnicos (en pie y canal) hacia el mercado estadounidense. En aguacate, dijo, nuestro país abastece el 90 por ciento de la demanda de este producto en el país vecino.

Calzada Rovirosa expresó que la cooperación entre México y Estados Unidos se extiende a diversas áreas, una de las más importantes es la relacionada con el programa Moscamed –el cual se opera de manera tripartita  con Guatemala- y mediante el cual ha sido posible mantener a México libre de la plaga de la mosca de la fruta.

Esto, añadió, permite la exportación de hortalizas y frutas como el mango, donde estamos siendo altamente competitivos, y el aguacate a los diferentes destinos internacionales.

Adicionalmente, comentó, ambos gobiernos son impulsores de la Alianza para la Agricultura Climáticamente Inteligente, misma que fue lanzada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y busca mitigar los efectos del cambio climático  en la agricultura.

Por su parte, el secretario Thomas Vilsack reconoció el trabajo de México para la organización de la reunión bianual de la Junta Interamericana de Agricultura (JIA), la cual integra a 34 países y cuya presidencia estará ocupada por los próximos dos años por el titular de la SAGARPA.

Puntualizó que los acuerdos alcanzados por las naciones integradas en la JIA servirán para el mejoramiento de la agricultura y la sustentabilidad a nivel internacional.

Esto, señaló, es muestra de un compromiso unánime por garantizar la seguridad alimentaria y una  mayor cooperación que se refleja en mejores mecanismos y en instituciones sólidas como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

Durante la reunión bilateral abordaron temas como el reconocimiento a México por parte de Estados Unidos como Libre de Fiebre Porcina Clásica –lo que permitirá abrir nuevos mercados- y cuyo protocolo de revisión ya se encuentra adelantado por parte de las autoridades estadounidenses.

Además, el reconocimiento de las autoridades sanitarias de Estados Unidos al aguacate producido en Jalisco, con el fin de exportarlo a la nación vecina, y la próxima reunión anual del Comité Consultivo en Materia Agroalimentaria, que se efectuara a finales de año en México.

La reunión, externaron, será espacio de intercambio y análisis en áreas de comercio, sanidad y cooperación internacional.

Se planteó también la comercialización y el acceso del atún mexicano al mercado estadounidense, toda vez que nuestro país cumple con todas las  normatividades establecidas bajo el Acuerdo Internacional de Conservación de Delfines (APICD) que tanto Estados Unidos como México impulsaron para su creación.

La pesquería de atún en México es reconocida como una de las más sustentables del mundo, galardonada por la FAO –que le otorgó la Medalla Margarita Lizárraga— como un modelo ejemplar.

Por parte de México, participaron el director en jefe del SENASICA, Enrique Sánchez Cruz; el comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, y el coordinador general de Asuntos Internacionales, Raúl Urteaga Trani, entre otros.