B0224/México, D.F.
  • ​Los planes de manejo forman parte de las políticas públicas que impulsa el Gobierno de la República, a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), para inducir a la conservación, protección y aprovechamiento responsable de los recursos.
La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) puso en marcha planes de Manejo Pesquero para las especies de camarón rojo y de roca en los caladeros de Cantoy, Quintana Roo; de caracol del litoral de Campeche, y de robalo del Golfo de México y Mar Caribe, lo que contribuirá al aprovechamiento sustentable y la conservación de estas pesquerías.

Los planes de manejo forman parte de las políticas públicas que impulsa el Gobierno de la República, a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), para inducir a la conservación, protección y aprovechamiento responsable de los recursos.

La aplicación del Plan de Manejo Pesquero, cuya elaboración es responsabilidad del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA), genera beneficios directos para los pescadores  y sus familias, al garantizarles una fuente sustentable de empleo.

De conformidad con la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables, la CONAPESCA es la responsable de verificar y comprobar el cumplimiento de los planes de manejo, así como de las disposiciones reglamentarias de la Ley, las normas oficiales que de ella deriven por conducto de personal debidamente autorizado y con la participación de la Secretaría de Marina, en los casos que corresponda.

En el Diario Oficial de la Federación hoy se publicó el Plan de Manejo Pesquero para las especies de camarón rojo (Farfantepenaeus brasiliensis) y de Roca (Sicyonia brevirostris) de los caladeros de Contoy, Quintana Roo.

El documento federal destaca que el propósito central de este plan de manejo es alcanzar un nivel de explotación dentro de la capacidad de aprovechamiento del recurso, que permita que la pesquería del camarón de Contoy sea sustentable.

La pesquería de camarón rojo y de roca de los caladeros de Contoy es la segunda en importancia en el estado de Quintana Roo en cuanto al volumen, después de la langosta.

Aunque las dos especies tienen la misma importancia, el camarón rojo puede llegar a duplicar el valor comercial del camarón de roca.

Por otra parte, en el DOF se publicó también el Plan de Manejo Pesquero de las especies de caracol pateburro o tomburro (Turbinella angulata); sacabocado o lix (Busycon perversum); rojo o chacpel (Pleuroploca gigantea); campechana (Fasciolaria tulipa); blanco o lanceta (Strombus costatus); canelo o boxeador (Strombus pugilis); molón o nolón (Melongena melongena) y chivita o noloncito (Melogena corona bispinosa) del litoral del estado de Campeche.

Esta pesquería se desarrolla del 15 de marzo al 14 de julio, y participan 341 embarcaciones y alrededor de dos mil 700 pescadores.

La regulación actual incluye talla mínima de captura de tres de las ocho especies comerciales y un periodo de veda para todas las especies del 1 de enero al 14 de marzo y del 16 de julio al 31 de diciembre.

Para propiciar un desarrollo sostenido e integral de la captura de caracol, se activó este Plan de Manejo Pesquero con el propósito de lograr la sustentabilidad de la pesquería, y cuyos componentes se relacionan con la biomasa, la rentabilidad y beneficio económico, el entorno social y el medio ambiente mejorado.

En el DOF también se dio a conocer el Plan de Manejo Pesquero de robalo (Centropomus undecimalis) del Golfo de México y Mar Caribe.

El robalo constituye una de las pesquerías artesanales de mayor importancia y tradición en el Golfo de México, debido a su calidad y sabor; además, por su distribución estacional y espacial, es de fácil acceso para las comunidades pesqueras ribereñas, alcanza un alto precio en el mercado nacional y representa una valiosa fuente de empleo para las comunidades ribereñas.