Durante la Novena Sesión Extraordinaria del Consejo Federal de Desarrollo Policial de la Policía Federal, presidida por el Comisionado Nacional de Seguridad Mtro. Renato Sales Heredia y el Comisionado General Mtro. Manelich Castilla Craviotto, se aprobó el proyecto de iniciativa que busca reformar el segundo párrafo de la fracción XIII, Apartado B del Artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, mediante el cual se impide la reinstalación de policías, peritos o agentes del Ministerio Público. 

En presencia de Titulares de las Divisiones y áreas que integran a la Policía Federal, el Comisionado Sales Heredia expresó que el planteamiento legal pretende modificar el trato “discriminatorio e injusto” del que son objeto estos servidores públicos y añadió que “no es posible que el Artículo 21 Constitucional le encargue al Ministerio Público y a los policías una labor tan delicada como la investigación del delito y páginas delante, en la misma Constitución, el 123, Apartado B, Fracción XIII, diga ‘no confío en ustedes’, a diferencia de otros servidores públicos a quienes si es posible reinstalar”. 

Indicó que actualmente aún si el policía demuestra que fue injustamente cesado o removido, si desea volver a su trabajo porque es policía de vocación, se le dice “jamás podrás volver a ser reinstalado, lo único que para ti procede es la liquidación” y agregó que dicha liquidación en muchas ocasión es además, una liquidación moral. 

Destacó que el estudio comparado con otras constituciones del mundo, indica que la Constitución de nuestro país tiene un trato discriminatorio hacia las y los operadores del sistema de justicia penal. 

Durante dicha sesión, nuestro Comisionado General Mtro. Manelich Castilla Craviotto, destacó que la iniciativa de reforma del artículo 123 de la Constitución es un asunto de trascendencia nacional, en virtud de que aborda un acto de justicia y equidad, al proponer que las y los integrantes que demuestren su inocencia puedan acceder a la reinstalación, siempre y cuando no hayan recibido una sanción por delito doloso o grave. 

Recordó que el espíritu original del Artículo 123 fue garantizar a las y los trabajadores el ejercicio pleno de sus derechos individuales y colectivos, pero que una reforma al apartado B estableció la prohibición de reinstalación o restitución a los miembros de instituciones policiales,bajo la leyenda “sin que en ningún caso proceda su reincorporación al servicio, cualquiera que sea el resultado del juicio o medio de defensa que se hubiera promovido”. 

El Comisionado General de la Policía Federal subrayó que en su momento, ello atendió al incuestionable interés de remover a malos integrantes, que hubieran incumplido con los principios constitucionales y legales a los que está sujeto su actuar como servidor público, pero que en la práctica y a la luz de la experiencia “pudiera considerarse como una decisión que estigmatiza y afecta los resultados por la dignificación policial”. 

Señaló que en la propuesta de reforma al artículo 123, que bajo la conducción del Comisionado Nacional de Seguridad se busca, no contraviene al sistema de control de confianza y a los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanoscon los que deben actuar las instituciones de seguridad pública. 

Acentuó que la Policía Federal invierte una importante cantidad de recursos públicos en su capital humano, por lo que “considerar la reincorporación, bajo las atenciones de la modificación propuesta, representa un beneficio y una oportunidad, no solo para las y los propios policías, sino para la Institución y la sociedad, con fundamento en que el conocimiento y la capacitación son invaluables”. 

Se proyecta que la propuesta de iniciativa de reforma al Artículo 123, Apartado B, fracción XIII de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, se presente a diversos legisladores y legisladoras, a fin de contar con las observaciones que la enriquezcan, para luego iniciar un proceso legislativo a efecto que policías, peritos y ministerios públicos cuenten con mayor certidumbre y mejores condiciones para desempeñar sus labores. 

La Comisión Nacional de Seguridad a través de la Policía Federal, ratifica su convicción de proteger y servir a la ciudadanía, así como de buscar de forma paralela los mecanismos que permitan garantizar los derechos humanos y condiciones laborales adecuadas para sus integrantes.