Japón es la tercera economía más importantes del mundo, después de Estados Unidos y China.