La inocuidad es conservar y/o mejorar el estatus sanitario de zonas o regiones agropecuarias, acuícolas y pesqueras; así como de los alimentos, mediante la implementación de acciones sanitarias para beneficio del sector agropecuario, acuícola y pesquero.

La garantía de alimentos inocuos es fundamental para la protección de la salud humana y para mejorar la calidad de vida de los países. Cada brote de enfermedades transmitidas por alimentos tiene una serie de costos directos e indirectos, ya que afecta la salud pública, las economías de los países y el comercio internacional de alimentos.

Por ello la SAGARPA opera el programa de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria, que tiene como objetivo actuar de manera preventiva para mantener los estatus sanitarios al fortalecer la inocuidad y calidad en productos para proteger la salud de la población y elevar la competitividad al proveer bienes públicos, en el sector agroalimentario.

El área de enfoque son los estados, zonas o regiones del país donde se previenen y combaten plagas y enfermedades que afectan a la agricultura, ganadería, acuicultura y pesca; así como unidades de producción y procesamiento donde se implementan sistemas de reducción de riesgos de contaminación y buenas prácticas.

Los componentes de este Programa de cobertura nacional son: Sacrificio de ganado en Establecimientos de Tipo Inspección Federal (TIF), y Sanidad Federalizado.