Actualmente, encontramos casi todas las verduras durante todo el año porque se utilizan técnicas de cultivo, como, por ejemplo, los invernaderos, que lo permiten. Aun así, siempre es mejor consumir los productos propios de la temporada, porque es cuando están más gustosos.

Las verduras son alimentos de origen vegetal indispensables para una buena alimentación y nutrición de las personas, ya que entre sus propiedades destacan: alto contenido de líquido, vital en tiempos de calor, ya que hidratan el organismo, son bajos en glúcidos y proteínas, además de que no contienen grasas.

Además, las verduras son la principal fuente de fibra y carotenoides (que el organismo transforma en vitamina A), de vitamina C y de folatos (ácido fólico, presente en las verduras de hoja verde).

Por supuesto que el generoso campo mexicano pone a nuestra disposición en esta primavera, todos los vegetales necesarios para preparar una deliciosa y nutritiva ensalada o bien, completar los tradicionales platillos mexicanos; por ejemplo: aguacate, nopales, coliflores, brócoli, espinacas, berros, calabacitas, acelgas, lechugas, rábanos, espárragos, zanahorias, cebollas, ejotes, jitomate, pepino.

Para muestra un botón, México produce más de un millón y medio de toneladas de aguacate, casi tres millones de toneladas de jitomate, más de 406 mil toneladas de lechuga, casi 825 mil toneladas de nopales, más de 707 mil toneladas de pepino.

No hay pretexto para no consumir frutas y verduras, así que les recordamos: tanto por su sabor como por su precio, lo más recomendable es consumir frutas y verduras de temporada.