El trigo tiene sus orígenes en la antigua Mesopotamia, su producción le abrió las puertas a la agricultura y a la ganadería, convirtiéndose en uno de los cereales más importantes para la elaboración de alimentos, especialmente en la industria de la panificación, así como en la fabricación de pastas, galletas, bebidas y en la producción de combustibles.

El trigo grano es el cereal más cultivado y sobresalen dos variedades el cristalino, usado para la elaboración de pastas, y del cual México ocupa el tercer lugar mundial en exportación con 2,048,403 toneladas al año, por otro lado está el panificable del cual producimos más de un millón de toneladas.

México, produce casi 3 millones 700 mil toneladas de trigo de grano, siendo Sonora el líder productor, y los meses en los que se obtiene el 78% de la producción son mayo y julio.

El trigo es de los pocos cereales que contienen los cinco elementos esenciales para el organismo, es decir, carbohidratos, proteínas, grasas, minerales y vitaminas.


Se ha puesto el sol. Los árboles
meditan como estatuas.
Ya está el trigo segado.
¡Qué tristeza
de las norias paradas!
 
Se ha puesto el sol” (Fragmento)

Federico García Lorca