Con el fin de mantener la dinámica de crecimiento productivo y sustentable que registra el sector pesquero y acuícola del país, la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) aplica este año Reglas de Operación que promueven mayor inclusión de pequeños productores, simplifican programas e impulsan nuevos incentivos.

La CONAPESCA redujo el 28 por ciento de los requisitos, que pasaron de 67 a 48, para facilitar a los productores el acceso a los incentivos en cada uno de sus cinco componentes, lo que permite simplificar trámites administrativos, fortalecer los elementos normativos y mejorar la orientación de los apoyos e incentivos.

En la integración de las nuevas reglas del sector, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) puso a consulta de los productores, organizaciones y legisladores, así como del Consejo Mexicano para el Desarrollo Rural Sustentable (CMDRS), una propuesta institucional, que fue enriquecida con sus opiniones y comentarios.

Los componentes de pesca y acuacultura quedaron de la siguiente manera: Impulso a la capitalización (que comprende los incentivos: Modernización de embarcaciones Menores y Mayores, Obras y estudios, Gasolina ribereña, Diésel marino, PROPESCA y Fortalecimiento de capacidades) y Ordenamiento pesquero y acuícola (Ordenamiento pesquero y acuícola, Disminución del esfuerzo pesquero y Cumplimiento y observancia normativa).

Además, Desarrollo de la acuacultura (Impulso a la acuacultura rural, Acuacultura comercial en aguas interiores, Mejoramiento productivo de embalses y Maricultura), Fomento al consumo (Fomento al consumo, Desarrollo de cadenas productivas y Transformación y desarrollo de productos pesqueros y acuícolas), e Innovación y tecnología pesquera (Recursos genéticos).