Los antiguos mayas lo empleaban en sus ritos ceremoniales. Estos indígenas crearon la bebida a base de maíz y su realización se extendió a estados como Oaxaca, Querétaro, Guerrero, Puebla, Sinaloa, Sonora, Chiapas y Morelos Su contenido de alcohol apenas alcanza el uno por ciento.

En el norte el país se le conoce como “tejuino”, su elaboración es a base de semillas de maíz germinadas complementadas con pedazos de durazno, piña o pencas de maguey y al sur de México se le llama “pozolli”, palabra de origen náhuatl que significa bebida espumosa, y regularmente se acompaña con botanas hechas de maíz.

El consumo y manufactura del tepache se ha extendido a varios países de Centroamérica donde sus principales ingredientes no son el maíz sino la leche, azúcar y agua.

El refrescante sabor del tepache hoy día es ingrediente básico en las fiestas y ferias regionales de muchas entidades, y su sabor único te invita a disfrutarlo.

¿Sabías qué?
En algunos municipios del estado de Oaxaca no utilizan frutas dulces para la elaboración del tepache, sino chile de árbol lo que la hace una bebida picosa.