La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) busca elevar el número de unidades productivas certificadas en sistemas de inocuidad en la producción y empaque de hortalizas y frutas, como pepino, jitomate, yerbas de olor y frutillas, entre otras.

Se emitirá un acuerdo donde se establecen los lineamientos generales para el reconocimiento y certificación de Sistemas de Reducción de Riesgos de Contaminación (SRRC) en la producción de vegetales y que tiene el objetivo de procurar la inocuidad de la producción agroalimentaria mexicana, pues hace obligatoria la certificación de los procesos productivos en sistemas de inocuidad.

El acuerdo será aplicable tanto a la producción nacional como a los países que exportan productos frescos a México, con la finalidad de ofrecer a los consumidores nacionales mayores garantías de que a su mesa llegan alimentos sanos e inocuos.

Este instrumento establece 16 medidas preventivas referentes a la infraestructura; agua de uso agrícola y humano; prácticas de seguridad e higiene del personal; limpieza y desinfección de instalaciones, maquinaria, equipo y utensilios agrícolas; trazabilidad, uso y manejo de agroquímicos, y prácticas de empaque, transporte y distribución, entre otros.

En 2006, en México existían 269 unidades de producción primaria y empaques certificados, en 2014 se certificaron dos mil 894 y se espera cerrar 2015 con más de seis mil certificaciones.