A través del PROAGRO productivo se ratifica el compromiso del Gobierno de la Republica de incentivar las inversiones en el agro, reducir la pobreza, generar más empleo, elevar la productividad agrícola, fortalecer la seguridad alimentaria y  aumentar la participación de los productos mexicanos en el mercado nacional.

En 2015, los predios beneficiarios del PROAGRO Productivo ascienden a tres millones 592 mil 936, que representan una población objetivo de dos millones 336 mil 943 productores y una superficie agrícola de 12 millones 719 mil 221 hectáreas agrícolas en todo el país.

Con reglas más sencillas y claras, los apoyos directos al campo transitaron de los subsidios asistencialistas a los incentivos a la productividad, toda vez que el productor adquirió el compromiso de comprobar o acreditar documentalmente su obligación de utilizar los recursos del PROAGRO Productivo en conceptos como adquisición de semilla mejorada, fertilizantes y abonos, pago de mano de obra y arrendamiento de maquinaria o equipo, entre otros.