Inicia un nuevo año y continúan los festejos y tradiciones de esta temporada que finaliza con la rosca de reyes, pan que se consume tradicionalmente el día 6 de enero con motivo de la llegada de los tres Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltazar, personajes muy queridos pues son quienes en esa fecha dejan regalos a los chiquillos.

Esta práctica gastronómica se lleva a cabo desde hace muchos años, en un principio se ocultaba un haba dentro del pan. Actualmente el haba ha sido sustituida por una figurilla de plástico escondida en el pan.

Cada persona corta una rebanada de rosca, y la persona que tiene la suerte de encontrar la figurilla, es, según la costumbre, anfitrión de otra celebración posterior: en México es el 2 de Febrero el día de la Candelaria, y la tradición indica que debe ofrecer a sus invitados los tradicionales tamales, hechos de maíz, (el alimento prehispánico por excelencia) y chocolate, "el alimento de los dioses".

Los ingredientes principales de la rosca de reyes son: harina, huevo, azúcar, mantequilla, sal, ralladura de naranja, fruta cristalizada y acitrón. Por supuesto, ingredientes, todos ellos, producidos en el campo mexicano.

México es el 5º productor mundial de huevo y naranja, produce más de 3 mil 300 toneladas de trigo grano, de las cuales el 80 por ciento se destinan a la industria de la panificación. Y para que no falten los tamales y el chocolate, se producen más de 22 millones de toneladas de maíz grano y más de 27 mil toneladas de cacao.