La SAGARPA, en colaboración con la Secretaría de Educación Pública (SEP), desarrolla una serie de instrumentos para acercar a los jóvenes con el sector agropecuario creando vínculos con universidades en México y el extranjero.

La educación y la capacitación son un bien primordial que permite ofrecer las herramientas para fortalecer la productividad y competitividad en el campo, por ello la Dirección General de Educación Tecnológica (DGETA) ofrece carreras técnicas y especializadas a 172 mil 381 estudiantes en los diferentes centros educativos con los que dispone en el país.

En total, 11 mil 800 docentes imparten clases en 521 unidades educativas y se ofrecen también talleres relacionados con la producción y procesamiento de carne, lácteos, frutas y hortalizas, apicultura, agroindustria y carpintería.

Mediante el sistema de educación tecnológica agropecuaria se brindan conocimientos a los futuros jefes de unidades productivas, quienes en su  mayoría provienen de familias campesinas, indígenas y de pequeños productores y se amplía la red de extensión en el sector, que contribuirá a aumentar la producción de manera sustentable.