Del 24 al 25 de septiembre investigadores del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y de otras instancias académicas, así como autoridades de los diferentes niveles de gobierno y productores analizan las diferentes variedades de Jatropha Curcas L. y sus potencialidades para la producción de biocombustibles, además de los incentivos que otorga la SAGARPA para este cultivo.

Reunidos en Cuernavaca, Morelos, los asistentes de 20 estados del país abordan también los avances en el sistema de producción de biodiesel, a partir de este cultivo, el cual permite reducir las emisiones de gases contaminantes.

En el encuentro, el director general de Fibras Naturales y Biocombustibles de la SAGARPA, Jesús Arroyo García, destacó que se cuenta actualmente con 250 hectáreas en Morelos y 150 más en el Estado de México para realizar el proceso de evaluación de este cultivo.

En el evento se anunció además que se estudia poner en marcha un Centro Nacional de Innovación en Insumos para Bioenergéticos, el cual contribuirá a realizar estudios en diferentes cultivos que tienen potencial para la producción de energías verdes.