Ya hemos comentado, que algunas enfermedades se contagian de animales a humanos, a esto se le conoce como “zoonosis”, esta transmisión ocurre de varias formas, ya sea por contacto con algún animal infectado, a través de alimentos u objetos contaminados, e incluso por vectores como los mosquitos.

Las zoonosis pueden clasificarse de acuerdo al tipo de agente etiológico responsable, es decir, si son producidas por virus, bacterias, parásitos u hongos; y de acuerdo a su mecanismo de transmisión se clasifican en cuatro tipos:

1.-Zoonosis directa, se transmite de un huésped vertebrado infectado a otro vertebrado susceptible de contraer enfermedades como la brucelosis, la rabia o la triquinosis.

2.-Ciclozoonosis, el agente infeccioso para completar su ciclo evolutivo, requiere más de un huésped vertebrado, sin que intervengan invertebrados; es el caso de la teniasis humana y la equinocosis.

3.-Metazoonosis, son infecciones que se transmiten mediante vectores invertebrados, en quienes el agente infeccioso se multiplica y desarrollar, la transmisión a un animal vertebrado sólo es posible tras un periodo de incubación extrínseca; por ejemplo: leishmaniosis y fasciolosis.

4.-Saprozoonosis, son infecciones producidas por agentes que requieren un lugar de desarrollo o reservorio no animal como plantas, suelo o tierra donde el microambiente favorece el mantenimiento y desarrollo del agente, por ejemplo la histoplasmosis.

Ahora ya sabes la importancia de entender que no puede existir salud humana sin salud animal, por ello siempre vigilamos tu ingreso al país con el fin de evitar la propagación de enfermedades y salvaguardar la seguridad y bienestar del campo y mares mexicanos.