Con el fin de proteger la producción agroalimentaria del país de plagas y enfermedades exóticas, la SAGARPA invierte anualmente 50 millones de pesos en medidas de prevención y vigilancia en la Península de Yucatán (integrada por los estados de Campeche, Quintana Roo y  Yucatán), en la cual se producen alimentos con un valor estimado en mil millones de pesos.

A través del SENASICA, se inspeccionaron los aeropuertos de la región; al primer semestre de 2015, se han revisaron cerca de 27 mil aviones y 720 mil maletas de más de 676 mil pasajeros, con lo que se impidió la entrada de cerca de 800 toneladas de mercancías que pudieran representar un riesgo para la Península de Yucatán.

Además, se inspeccionaron más de mil 300 barcos y un millón 200 mil maletas, lo que permitió la destrucción de 243 kilogramos de mercancías agroalimentarias consideradas de riesgo; también se revisaron 51 mil vehículos y 86 mil peatones, lo que redituó en la incineración de 372 kilogramos.