según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) padecen rezagos vinculados con infraestructura básica, carecen de servicios básicos en viviendas, además de presentar muy alto o alto índice de rezago social o al menos el 25 por ciento de su población se encuentra en pobreza multidimensional extrema.

Este contexto determina la necesidad -en el ámbito de la política pública- de contar con estrategias diferenciadas de desarrollo local y regional, que tengan como objetivo último cerrar las brechas de desigualdad que existen en el país.

Esta responsabilidad la tiene, dentro de la SAGARPA, la Dirección General de Producción Sustentable en Zonas Prioritarias, la cual a través de políticas y prácticas de conservación, aprovechamiento sustentable del suelo, agua y vegetación, así como con estrategias de fomento a las actividades productivas agroalimentarias trabaja para generar las condiciones que permitan cambiar esta condición.

Abatir la desigualdad es trabajo de todos, por ello, reconociendo que el campo es un sector estratégico, que la capitalización del sector debe ser fortalecida se promueve el crecimiento sostenido de la productividad, se busca proveer condiciones favorables para el desarrollo económico, y diseñar una política moderna de fomento económico enfocada a generar innovación y crecimiento en el campo.

¿Sabías qué?

El componente que opera la estrategia de atención a zonas prioritarias es uno de los más importantes ejes de la SAGARPA, se conoce como COUSSA (Conservación y Uso Sustentable de Suelo y Agua).