La época de lluvia ha iniciado, gracias a ello las actividades agrícolas y pecuarias se ven beneficiadas; sin embargo, es necesario que se aproveche esta agua para abastecer los cultivos y ganado en zonas de escasez. 

Con el objetivo de preservar nuestras áreas naturales y dar un uso sustentable, la SAGARPA, en coordinación con la Comisión Nacional de Zonas Áridas (CONAZA), entregó incentivos a productores de la Ciudad de México para la conservación de suelo y cosecha de agua.

Dicho organismo dispondrá de 15 millones de pesos del Programa para el Desarrollo de Zonas Áridas (PRODEZA) y 25 millones de pesos del componente de Infraestructura Productiva para el Aprovechamiento Sustentable de Suelo y Agua (IPASSA), con el fin de cuidar los recursos naturales e incentivar la productividad.

Dentro de este esquema, se contempla además el equipamiento, obras de infraestructura productiva, extensionismo y capacitación, con un enfoque productivo y de sustentabilidad de los recursos.