La OCDE ofrece un foro para que los gobiernos trabajen conjuntamente, compartan experiencias y busquen soluciones a los problemas comunes, así mismo, se trabaja para entender que es lo que conduce al cambio económico, social y ambiental.

En lo que se refiere a Agricultura, la Dirección de la Alimentación, Agricultura y Pesca (AGR) elabora análisis y recomendaciones para que los gobiernos puedan alcanzar sus objetivos de manera eficaz, e intentando minimizar las distorsiones en el comercio internacional de los productos agrícolas.

Sus trabajos cubren tres grandes áreas: 1) Reforma de la política agrícola; 2) Liberalización del comercio agrícola; y 3) Viabilidad medioambiental de la agricultura.

Entre sus tareas principales, se encuentran: examinar las políticas apropiadas para incrementar la eficacia de la producción y comercialización de los productos agrícolas; estudiar la relación entre el medio ambiente y el desarrollo rural; es responsable del seguimiento de políticas de acuacultura y de gestión de zonas costeras, y finalmente, estudia las principales evoluciones en materia de pesca.

La participación de México en la OCDE le ha permitido aprovechar las experiencias de otros países y a la vez dar a conocer mejor la economía mexicana ante los demás países miembros. Asimismo, México ha servido como puente de comunicación entre los países industrializados y los países en desarrollo, sobre todo de la región latinoamericana.