Si tienes hijos, hermanos o sobrinos pequeños, sabrás que a veces es complicado que les gusten algunos alimentos y  te preocupa no brindarles la nutrición que necesitan para cada etapa de su vida.

Para evitar eso, les compartiremos algunas recomendaciones para incluir algunos de estos alimentos a su dieta diaria y evitar que se deshidraten con el calor y tengan mucha energía para el día.

El pescado es una fuente de proteínas y Omega 3 que les ayuda a fortalecer la parte más importante de su cuerpo: El cerebro. Así que, puedes incluir pequeños dedos de pescado empanizado como botana o para la hora del lunch en la escuela y acompañarlos con cátsup o aderezo de mango y ajonjolí.

Hay que recordar también que la vitamina D es fundamental para el crecimiento y absorción de calcio, para otorgarle ese y otros beneficios como protección a su flora intestinal, incluye el yogurt a su dieta y mézclalo con algunas berries (mora azul, zarzamora y frambuesa) las cuales se encuentran más dulces y jugosas en esta temporada.

Las ensaladas se caracterizan por ser frescas y ligeras, para variarlas un poco mezcla lechuga, mango,  germen de trigo, limón y chilito en polvo, el sabor les va a encantar.

Recuerda que a cualquier hora del día deben estar hidratados, así que aprovecha los frutos de temporada y prepara deliciosas aguas de sabor para acompañarlos durante el día.