México se ha consolidado como un importante actor internacional, con exportaciones que en 2015 alcanzaron los 26 mil 602 millones de dólares; no obstante, el 80 por ciento de nuestro comercio agroalimentario y pesquero se concentra en el mercado de América del Norte.

Así que considerando que la Península Arábiga goza de un nivel de desarrollo económico elevado y que la constituye básicamente una región desértica, poco propicia para la agricultura por la falta de agua, lo que lleva a los países que la conforman a ser importadores netos de alimentos, se presenta una gran oportunidad de explorar mercados en los cuales nuestro país tiene ventajas competitivas.

Es importante destacar que aunque los cuatro países objetivo: Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Kuwait, se encuentra en una misma región y comparten la misma religión, cada mercado es distinto, por lo que se deberá explorar las oportunidades de manera individual.

En un esfuerzo conjunto para consolidar este proyecto, el Gobierno Federal y la iniciativa privada lanzaron la “Estrategia Nacional para la Promoción de las Exportaciones Mexicanas hacia el Mercado Halal Global 2016-2018” (Halal hace referencia a una certificación indispensable para realizar acuerdos comerciales).

Los productos mexicanos con mayores oportunidades en dicho mercado son la miel, la carne de res con certificación halal, el aguacate, limón, berries, frutas, legumbres e incluso productos del mar.

México tiene oportunidad de posicionares en el mercado agroalimentario de Medio Oriente, gracias a la alta capacidad productiva y competitiva de sus productores.