Los enemigos de la planta del café son muchos: las heladas, el exceso de humedad, los ciclones y una copiosa variedad de insectos parásitos. Actualmente el más peligroso y perjudicial es la roya anaranjada del cafeto. Esta amenaza ha prendido los focos de alarma en México.

Ante esta situación y más que declarar el estado de emergencia fitosanitaria, la Secretaría de Agricultura ha puesto en marcha el Proyecto de Rescate Estratégico de la Caficultura Nacional a través de la utilización de nuevos productos biotecnológicos -diseñados por científicos mexicanos- que combaten la roya sin alterar los ecosistemas.

México es pionero en el empleo de tecnología verde que de manera natural inhibe la acción y los efectos de la roya y revitaliza al cafeto. Esta tecnología verde ya se emplea en 8 mil 500 hectáreas de cultivo en Chiapas mediante el uso de aspersores. La estrategia se extenderá a otras 44 mil hectáreas y al estado de Veracruz.

México es el mayor productor a escala mundial de café orgánico, por lo que es importante que si quiere conservar esta categoría se luche contra las plagas desde la perspectiva de la sustentabilidad ecológica. No existe mejor manera de seguir disfrutando una taza de buen café.