Mediante acuerdo emitido por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se declara erradicado el brote de la Palomilla Oriental de la Fruta en los municipios de Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes, Chihuahua.

Esto impacta positivamente a una superficie de mil 663 hectáreas de durazno en el estado de Chihuahua, que producen 23 mil 476 toneladas, con un valor comercial estimado en 204 millones de pesos y beneficia a los productores de manzana de 28 mil 515 hectáreas, con una producción de 551 mil 466 toneladas y un valor comercial aproximado de tres mil 179 millones de pesos.

La Palomilla Oriental de la Fruta es una plaga que afecta a cultivos de manzana, durazno, ciruela, pera, chabacano, cereza, nectarina y damasco, provocando muerte progresiva de tallos y brotes, daño directo al fruto y favorece la incidencia de enfermedades en el cultivo, lo que puede ocasionar pérdidas de hasta 60 por ciento de la producción.

A través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) se realizaron  diversas acciones de vigilancia epidemiológica, luego de su aparición en el año 2002 y se implementó el Dispositivo Nacional de Emergencia logrando que del 2011 al 2014 se mantuviera ausente la plaga en la región.

De esta manera, en 2015 se realizaron recorridos de campo para constatar la erradicación de la plaga, mediante la revisión en zonas agrícolas, urbanas y el muestreo de brotes y frutos en huertas comerciales, empacadoras y árboles de traspatio, lo cual beneficia a los productores que podrán comercializar de manera más competitiva sus productos, tanto en el mercado nacional como en el internacional.