La cena de Navidad es una celebración importante para todos los mexicanos y gracias a su rica gastronomía y variedad podemos, a donde quiera que viajemos dentro de la República mexicana, disfrutar de una enorme variedad de platillos.

El alimento a degustar dependerá de la zona, es decir, si el estado se encuentra ubicado en una zona cerca del mar, predominarán los mariscos para la cena navideña.

Así tenemos que en Veracruz, entre los platillos elaborados con motivo de las festividades navideñas, destacan: los camarones enchilpayados, famosos mariscos preparados con chilpayo que es una especie de chile verde, o bien la jaiba en chilpachole, caldo elaborado con chile guajillo y sal, pero también podemos degustar armadillo en adobo, que tiene un ligero sabor entre la carne de res y pollo.

La cena en Tlaxcala consiste en el mixiote de carnero con salsa picante, servido con nopales, verduras y otras hierbas y también preparan tamales de masa con sabor a anís que generalmente acompañan al guajolote en mole.

Cada rincón de nuestro país tiene su encanto culinario y todos celebran las fiestas decembrinas con alimentos característicos de la región, pero los más comunes son: caldo de camarón, bacalao a la vizcaína, romeritos con tortitas de camarón seco, pierna o lomo de cerdo al horno o adobado, pavo relleno, lechón al horno, ensalada de Nochebuena, ensalada de manzana, ensalada rusa y, de postre, buñuelos, capirotada, turrones, canelones y budines.