México es un país que cuenta con una gran diversidad de peces, uno de los más representativos por la cantidad de ingresos que genera es el atún.

La pesca de atún y otras especies marinas se realiza bajo un enfoque sustentable, es decir, mediante criterios que garanticen la reproducción y renovación de los bancos de esta especie.

Lo anterior se logra con la implementación de un periodo en el que, en determinadas zonas geográficas, se prohíbe la captura de especies para protegerlas, a esto se le conoce como veda. El tiempo de veda lo establece el Gobierno Federal y existen diferentes periodos para cada especie.

En nuestro país el tiempo de veda para el atún, desde 2014 y hasta el presente año ha sido de 62 días, generalmente de noviembre a enero, y es aplicada por los organismos CONAPESCA e INAPESCA.

Gracias a los criterios de veda, la pesca mexicana ha obtenido grandes beneficios tales como posicionarse en el mercado exterior ya que se cumple con los estándares y normas internacionales.