En cada estación del año podemos encontrar diferentes frutas, a estas se les conoce como “de temporada, y se convierten en una excelente opción para consumir a cualquier hora del día, además las podemos encontrar a precios más económicos, en su punto exacto de maduración y sus nutrientes al máximo.

Al consumir frutas de temporada, ayudamos a nuestro cuerpo a variar la dieta a lo largo del año, y así favorecemos que obtenga una mayor diversidad de nutrientes.

En esta temporada de invierno abundan principalmente las frutas cítricas que aportan a nuestro cuerpo un gran cantidad de vitaminas, especialmente la C, que refuerza las defensas del cuerpo y evita enfermedades respiratorias causadas por el frio propio de la estación invernal.

Las frutas que debemos consumir en esta temporada son: guayaba, tamarindo, manzana, tejocotes, que además junto con otros ingredientes hacen un excelente ponche, otras frutas que podemos consumir son naranja, fresa, piña, toronja, pera, plátano, lima, papaya y las tradicionales uvas que se consumen en la cena de año nuevo.