Los frijoles pertenecen a la familia de las leguminosas. Se conocen alrededor de 70 variedades de frijol en el mundo, de las cuales 50 se encuentran en México pero se cultivan principalmente cuatro especies: frijol común, comba, ayocote y tepari. Al frijol se le conoce con distintos nombres, según la región: poroto, alubia, caraota y judía.

El frijol  ha sido agrupado de acuerdo con su color en: negros, amarillos, blancos, morados, bayos, pintos y moteados. Las variedades más consumidas son mayocoba, peruano, flor de mayo y flor de junio, garbancillo, manzano, negro San Luis, negro Querétaro y pinto.

Los principales estado productores son Durango, Sinaloa, Chihuahua y Chiapas, sin embargo, Zacatecas que es el principal productor de frijol, pues de su campo se obtiene la tercera parte de la producción nacional.

¿Sabías qué?
El frijol se originó y domesticó en América Latina con dos orígenes geográficos: Mesoamérica y los Andes.