Un espectro-radiómetro es un instrumento que mide la radiación de luz entrante, es decir, permite medir la intensidad cuantitativa o absoluta en diferentes longitudes de onda del espectro electromagnético.

Es una herramienta efectiva para obtener datos in situ sobre las características particulares de un cultivo, suelo o condición del suelo, como ejemplo salinidad, daños por estrés, entre otras características. Es posible diferenciar los espectros de diferentes objetos sobre el terreno como lo son: agua, maleza, pastos, etcétera.

El uso de un espectro-radiómetro en cultivos agrícolas robustece los esfuerzos encaminados a la estimación de superficies, así como la detección de cultivos de interés y se confirma como un auxiliar en la diferenciación de los cultivos.

En combinación con imágenes de satélite, sistemas de posicionamiento global y técnicas altamente especializadas de análisis geoespacial, se genera información que coadyuve a tomar decisiones en el sector agroalimentario.

El espectro-radiómetro ha sido empleado en diferentes estados de la República Mexicana como Tamaulipas, Puebla, Hidalgo, Guanajuato, Michoacán, Jalisco y el Estado de México en diversos cultivos.