El jengibre es una planta milenaria, utilizado principalmente por la cultura oriental y reconocida por sus propiedades que combaten de forma natural, los resfriados, problemas digestivos, además de ser un efectivo antiinflamatorio.

En época de frio es recomendable consumir té de jengibre con un toque de canela, ambos ingredientes se mezclan a la perfección y logran un sabor un tanto picante pero con un aroma delicioso. Igualmente se acostumbra a tomar té de jengibre con limón que por sus propiedades cítricas ayudan a combatir el resfriado y sus síntomas.

Consumir todo tipo de té de jengibre ayuda a que el cuerpo se caliente en épocas frías, asimismo desintoxica el hígado, gracias a que aporta sustancias que protegen de manera natural las células hepáticas.

En México se producen anualmente cerca de 670 toneladas de jengibre, éste es considerado una hortaliza exótica y se cultiva de manera orgánica en los estados de Oaxaca y Guerrero,