El cacahuate es un fruto del tipo legumbre que suele darse de manera anual, es una de las semillas más apreciadas en la gastronomía, debido a sus diversos usos en todo tipo de platillos o incluso al comer la semilla como una botana. Se tienen registros de que la utilización del cacahuate surgió hace más de 7 mil años. El nombre "cacahuate" proviene de un vocablo náhuatl que significa "cacao de tierra".

En México es común encontrarlos en diferentes presentaciones como botana o golosina (salados, japoneses, garapiñados, enchilados, etc.) o en forma de un dulce tradicional muy nutritivo hecho con maníes y miel llamado "palanqueta" o "pepitoria" e incluso como mazapán de cacahuate.

Asimismo se utiliza para preparar distintos guisos, como el pollo en salsa de cacahuate y se usa como ingrediente principal para la elaboración de otros platillos famosos como el pipián rojo, mole poblano, pero también en atole, galletas y como ingrediente esencial en algunas versiones de la "ensalada de Navidad" con jícama, betabel hervido, naranja y cacahuates crudos.

En estas fiestas decembrinas, los cacahuates están presentes también en las piñatas, los aguinaldos, y casi todos los platillos propios de la temporada.

En 2014, México produjo poco más de 96 mil toneladas de cacahuate, cosechadas en 59 mil hectáreas y son los estados de Sinaloa, Chihuahua y Chiapas los principales productores, con un aporte de más del 58 por ciento de la producción nacional.